ARCHIVADO EN

Medio Ambiente cree que habrá que intervenir de nuevo en el río Vena

Maleza, hierbajos, río Pallafría_opt

Cuando el proyecto de acondicionamiento del río Vena a su paso por el término municipal de Burgos está a punto de alcanzar su cuarta fase, con una inversión de 950.000 euros, la portavoz del equipo de Gobierno local y concejal de Medio Ambiente, Carolina Blasco, se ha mostrado partidaria este jueves de volver a intervenir en las fases una, dos y tres para incidir en los trabajos ya acometidos en el pasado.La cuarta fase del proyecto de acondicionamiento del río Vena, que se ultima en estos momentos, afectará al área comprendida entre Villímar y Pallafría y tiene como objetivo principal prolongar las zonas de paseo y carril bici que discurren de forma paralela al cauce, a la vez que se acondicionan sus márgenes.

Las áreas verdes a acondicionar en este espacio del término municipal abarcan una superficie cercana a los 16.000 metros cuadrados, mientras que las zonas estanciales diseñadas superarán los 1.400 metros cuadrados.La actuación propuesta puede dividirse en tres zonas diferenciadas, de tal modo que una primera fase parta desde el punto de finalización del carril bici actual, en la intersección con la carretera de Poza, hasta la zona este del barrio de Villímar.

La segunda fase atravesará una parte de la ciudad aún no urbanizada en las proximidades del barrio y una tercera que conectará ésta con la zona de los campos municipales de Pallafría, que a través de este proyecto contarán con un nuevo área estancial en su extremo este.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS