Máscaras y mascarillas

COLABORADOR-SECCION-CORONAVIRUS

De la noche a la mañana nos hemos vuelto unos expertos en mascarillas, que si FFP1, que si FFP2, que si el tres es mejor, que si las quirúrgicas son de usar y tirar, que si con las de pintor se respira mejor, algunos se las hacen de tela y ya hay tiendas que las venden de marca.

Para la mayoría de los mortales, como para mí, sólo hay dos tipos. “ Las más carillas” y “ las más baratillas ”.Lo cierto es que nos tendremos que acostumbrar a llevar bozal, así es como las llama un amigo mío, durante una buena temporada y por lo visto, ahora, por obligación.

Compremos las caras o las baratas lo que está claro es que serán un presupuesto. Hablan que de media cada ciudadano nos gastaremos entre treinta y cuarenta euros mensuales en medidas de protección.

Como se suele decir el dinero está para las ocasiones y ya lo creo que esta es una ocasión, quizás no la ocasión que en la que esperábamos gastarnos las perras, pero desde luego que es una ocasión.

De los test más de lo mismo, hay un montón de test aunque los que más se utilizan son tres. Tenemos el test rápido ese que falla más que una escopeta de feria y tan sólo garantiza el sesenta por ciento de efectividad, vamos que si te hacen esa prueba es mejor que te metas en una cueva no sea que sin querer estés esparciendo el virus.

Luego están los test de sangre que nos dicen si tenemos o hemos tenido el covid y en ese caso si hemos generado defensas, tienen una efectividad por encima del noventa y seis por ciento y luego los PCR, que es el palito ese que te meten por la nariz o por la boca y con una muestra de saliva o mocos nos dice si el virus sigue activo en nuestro organismo y por lo tanto somos un peligro público.

Pero una vez más para la gente de a pié hay dos tipos de test, los buenos buenísimos y con los que nos engañaron como a chinos y así nos entendemos todos.

Hoy me han hecho la prueba, la buena buenísima, y en unos días sabré si soy portador del covid-19 o lo he tenido.

No vayan a creer que soy un enchufado y me lo hace la seguridad social por la cara, la empresa para la que trabajo, es la que ha contratado una clínica privada para comprobar que los trabajadores estamos sanos y para darnos seguridad a nosotros mismos, así como a los clientes que vienen a visitarnos.

En unos días conoceré los resultados, aunque no tengo ninguna sospecha de haber contraído el virus ya que no he tenido ningún síntoma y me siento como un chaval, se puede dar el caso de sea asintomático y lo haya tenido sin saberlo, así que tengo un poco de curiosidad e impaciencia por saber cuál es el resultado y tranquilos, que sea cual sea os lo contaré.

Si doy positivo me aislaré una quincena, aunque me consuela saber que cuento con esta ventanita para poderos contar mí día a día, y si no lo tengo pues seguiré haciendo una vida más o menos normal pero usando mascarillas de la baratillas. Y si resulta que lo he tenido y ni me he enterado, pues mejor que mejor porque habré generado anticuerpos.

¿Por cierto, saben lo que son los anticuerpos?, el otro día escuché en la radio a un paisano muy enfadado que decía que los anticuerpos eran los cuerpos de sus vecinas, que se ponían a tomar el sol todos los días en topless.

Poco a poco iremos saliendo de esta, bueno en el caso de Castilla y León muy poco a poco, ya que nuestro presidente alentado por la consejera, quiere que sigamos confinados una temporada más, a pesar de tener mejores resultados que otras comunidades que ya han avanzado a la fase uno y mientras nosotros aquí seguimos en la fase cero…

El perjuicio que se está provocando la empresa de Castilla y León es ya incalculable, me hago eco de las declaraciones de la patronal del metal en nuestra provincia que hoy ha salido a los medios para explicar que Burgos está perdiendo contratos de producción frente a otras provincias limítrofes, por las restricciones. Luego nos lamentemos de que sube el paro.

Aunque también tengo que decir que hoy he hablado con un par de comerciantes que esta semana han abierto sus puertas, en ambos casos tiendas de ropa, que por cierto también son fieles lectores de esta columna y me han dicho que estaban muy contentos e incluso emocionados por la gran acogida de sus clientes y amigos, que muchos al enterarse de que abrían no han dudado en ponerse mascarillas y han ido a gastarse los cuartos para ayudarles en su reapertura.

Ya lo comenté el otro día, si salimos de esta crisis, no será por las decisiones políticas, será por nosotros, por la gente de a pie. Así que mucha fuerza y ya saben no se gasten todo en mascarillas y consuman en nuestros comercios, les harán un favor y se harán un gran favor a Uds mismos.

loading...