Más de 6 años por delante, para transformar los terrenos que unen el Aeropuerto con el polígono de Gamonal

Foto: Google Earth
Foto: Google Earth

El Ayuntamiento de Burgos ha dado, este martes, el primer paso para ganar 3.160.000 metros cuadrados de suelo industrial. Un terreno que se logrará expropiando un montón de parcelas que ocupan el terreno entre la A-1, junto al polígono de Gamonal y el Aeropuerto de Burgos.

El plan es ofertar parcelas, que en algunos casos superarán los 110.000 metros cuadrados, destinadas al ámbito logístico, teniendo en cuenta que existen empresas que buscan la instalación de naves con gran capacidad de almacenaje.

Se contempla, además, la construcción de zonas comerciales y dos grandes aparcamientos, uno para camiones y otro, más orientados a turismos, junto a las zonas comerciales.

Pero el viaje iniciado por el Ayuntamiento de Burgos no va a ser corto. De hecho, se ha dividido en 2 fases y se está empezando ya a trabajar en la primera, que superaría el millón de metros cuadrados.

El Pleno Ordinario de este mes de junio, que tendrá lugar este viernes, aprobará la modificación del Plan General de Ordenación Urbana necesaria para esto, pero solo es un paso, porque después vienen muchos viajes del documento, de Burgos a Valladolid y viceversa, en una tramitación que puede durar, sin ningún problema, entre un año y un año y medio.

Después viene otra fase igualmente compleja: las expropiaciones de muchas parcelas. Esto estirará el procedimiento otros 2 o 3 años hasta que, por fin, el Ayuntamiento pueda operar en el terreno.

Tirando por lo alto, hasta dentro de 4 años, allá por 2028, la administración local no empezaría con el proyecto de ejecución, urbanización y el propio desarrollo de las obras. Y no hablamos de poca cosa, se trata de urbanizar más de un millón de metros, que bien podría estirarse en el tiempo otros 2 o 3 años más. En definitiva, poder disponer del espacio para que empiecen a instalarse empresas, no será algo que veamos hasta, por lo menos, el año 2030.

Entre medias, el Ayuntamiento de Burgos tiene que intermediar con el Ministerio de Fomento para que les permita un desarrollo adecuado al proyecto, teniendo en cuenta que los viales que hoy por hoy se permiten construir en dicha zona, vienen determinados por la A-1 y la N-120. El concejal de Urbanismo, Juan Manuel Manso, ha explicado que la idea es hacer entender al Ministerio que en un futuro, la N-120 no tendrá el flujo de tráfico actual, puesto que en algún momento llegará la A-12. Y es que, explica el edil, no tendría ningún sentido que se tenga que planificar un polígono industrial con carreteras acondicionadas como vías interurbanas.

Cuestiones técnicas de las que, a buen seguro, vamos a hablar mucho en los próximos 6 años. De hecho, el propio Manso augura que él ya no estará en el Ayuntamiento, por lo que confía en que, quien le tome el relevo en el próximo mandato, no se duerma en los laureles con la siguiente fase, los otros 2 millones de metros cuadrados.

Cabe destacar que este proyecto ha encontrado el acuerdo de los tres grupos municipales. Como no puede ser de otra forma, el Ayuntamiento de Burgos ha filtrado la información previamente a Diario de Burgos.

OTRAS NOTICIAS