Más de 400 bienes patrimoniales de Castilla y León en peligro de conservación

Castillo de Coruña del Conde, Hispania Nostra 2022
Castillo de Coruña del Conde, Hispania Nostra 2022

Más de 400 bienes patrimoniales de Castilla y León se encuentran en la Lista Roja de Hispania Nostra, que recoge el patrimonio cultural en riesgo, lo que supone la tercera parte de los de toda España y mantiene a Comunidad a la cabeza en cuanto a bienes en peligro de conservación.

En el listado, destaca Palencia, con 74 bienes en riesgo, seguida por Burgos, con 68, mientras la provincia con menos patrimonio en riesgo es Ávila, con solo 17.

El portavoz de la Lista Roja de Hispania Nostra, Víctor Antona, ha matizado que no todo es negativo cuando aumentan los bienes en situación de riesgo, ya que se debe, en parte, a un aumento de la sensibilidad de la población, que emite más alertas.

Uno de los factores que llevan a que no se realice el mantenimiento y consolidación de bienes patrimoniales es la pérdida de población en las zonas rurales.

No obstante, ha considerado que se está dando un movimiento en el que personas que ya no viven en los pueblos, pero tienen allí sus raíces, se están implicando y ayudando a frenar el deterioro.

Antona reconoce que las campañas de micromecenazgo que organiza Hispania Nostra no llegan para hacer restauraciones integrales, pero contribuyen a aumentar la conciencia de la población sobre la importancia de estos bienes y ayudan a detener o ralentizar el proceso de deterioro.

Uno de los ejemplos de micromecenazgo lo venían comentando en el programa de esta casa, Escritorio Local, los presidentes de la Asociación de Amigos de Villamorón y de la Asociación Puentipuedra, quienes utilizan este recurso para poder financiar parte de las actuaciones que realizan a lo largo del año.

Por otro lado, uno de los ejemplos recientes de entrada en la Lista Roja es la iglesia de San Sebastián, en Pesquera de Ebro, en la provincia de Burgos. El pueblo está declarado Conjunto Histórico-Artístico, pero la iglesia no goza de ninguna protección.

Aunque el párroco, ayudado por los vecinos, arregló hace pocos años el tejado del templo, el deterioro ha seguido avanzando, agravado por actos vandálicos en varios elementos, entre ellos, sepulturas en el interior de la iglesia.

La iglesia de Pesquera se erigió sobre una iglesia románica de entre los siglos X y XII. La fachada actual es del siglo XVII, pero el templo conserva aún varios elementos románicos, como una puerta tapiada, dos capillas y una pila bautismal.

OTRAS NOTICIAS