Marañón dice que unas capitalidades son interesantes y otras no, según si a él le gustan o no

El vicealcalde de Burgos, Vicente Marañón, se ha defendido este jueves de las críticas lanzadas por Vox al respecto de su viaje a Viena para presentar la candidatura de Burgos a Capital Europea, en este caso de la Democracia.

Y es que Vox evidenció cómo hace un año el propio Marañón ridiculizaba la propuesta de este Grupo de la oposición que solicitaba que Burgos aspirase a ser Capital del Turismo Inteligencia.

Decía entonces que cuando un político se queda sin iniciativas «tira de capitalidades». Este jueves Marañón ha querido subrayar que no es lo mismo unas capitalidades que otras.

Ha dejado claro, además, que la Capital Europea de la Cultura, al igual que la de la Democracia, la Gastronomía y toda la retaila de inventos similares, no son otra cosa que premios de consolación. Y es que el propio Marañón ha señalado que una ciudad como Burgos no puede aspirar a organizar unos Juegos Olímpios o una Exposición Universal, dos iniciativas que, de verdad, aportan proyección a una ciudad.

Ante esto, han surgido en los últimos años, seudo eventos de marca blanca que animan el cotarro pero cuyo retorno real para la ciudad son más que dudosos.

En cualquier caso, Marañón confunde una cosa con otro y critica a quien le critica preguntándose quién puede estar en contra de que Burgos sea un referente democrático, como si el hecho de no postularse, con el consiguiente gasto económico que conlleva, a cada invento de capitalidad significase, de facto, estar en contra de la democracia, del turismo, de la cultura, de la gastronomía o de lo que surja.

OTRAS NOTICIAS