Marañón acusa a Blasco de no acudir al Consejo de Aguas mientras él se ausenta de la negociación laboral de la sociedad

El Grupo Municipal de Podemos ha afeado este viernes la actitud de Vicente Marañón, que delegó en su compañera Rosa Niño, para que asistiera en su nombre a la Comisión Negociadora del convenio de los trabajadores, los pocos que aún quedan, de Aguas de Burgos.

El problema, tal y como sentencia la portavoz de Podemos, Marga Arroyo, es que las funciones de dicha comisión, a diferencia de los Consejos, no se pueden delegar, según certifica un informe de la Secretaría General del Ayuntamiento.

Este hecho se suma a la incoherencia del propio Vicente Marañón, que en el Pleno Municipal de este jueves acusaba y afeaba a la portavoz Popular, Carolina Blasco, por haberse ausentado del Consejo de Aguas de Burgos. Un hecho que utilizó Marañón para criticar el trabajo de Blasco y para poner en duda el cumplimiento de las reglas del juego democrático.

Con respecto a la Comisión Negociadora, hay que señalar que Podemos está fuera de la misma ya que fueron apartados a petición del Comité de Empresa, tras ponerse sobre la mesa algunas de la ventajas de que gozan los empleados de la Sociedad, como estar exentos del pago de la tasa del agua.

Con respecto a la delegación de Marañón en Niño, la Secretaría General ha emitido un informe, según avanza el consejero vecino de Podemos, Luis Oviedo, para que la Sociedad de Aguas «adopte los acuerdos pertinentes para reconducir la situación creada».

Para Arroyo, esto no es más que otro episodio de lo «poco que le importa» a Marañón trabajar por Burgos.

OTRAS NOTICIAS