Mañueco y Ayuso se alían para exigir a Sánchez la continuidad de la estación de esquí de Navacerrada

"Este cierre no contribuye en absoluto ni al reto demográfico ni al reto verde" criticó Mañueco, quien se preocupó también de la gran pérdida de puestos de trabajo.

Mañueco en Burgos 2

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Día Ayuso, han exigido al Gobierno Central que permita la continuidad de las pistas de esquí de Navacerrada.

Estas declaraciones fueron efectuadas durante la visita de los presidentes a la estación de esquí, en la cual han coincidido que este recinto da trabajo a más de quinientas personas, que engordarían la lista del paro, si Sánchez sigue en sus trece.

Según ha señalado Mañueco, no hay ninguna normativa que impida la continuidad de la estación de esquí. Es más, “su continuidad supone una actividad económica que genera empleo con el aprovechamiento sostenible de la riqueza natural de la zona, lo que es vital para afrontar el reto demográfico”.

En este sentido, ha señalado que este cierre no contribuye en absoluto ni al reto demográfico ni al reto verde.

“Sánchez es un caballo de Atila en Castilla y León. Donde pisa no vuelve a crecer la hierba. Con su ineficacia, Sánchez ha inventado la transición ecológica justa sin transición ni justicia”, ha subrayado el responsable de la Junta, quien, a mayores, se ha quejado de la lamentable planificación y alternativas.