Mañueco pide «medidas más duras de confinamiento» al Gobierno

Alfonso Fernández Mañueco Presidente Junta CYL (Febrero 2020)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido este domingo de manera telemática, con todos los presidentes autonómicos para trasladarles la decisión del Ejecutivo de prorrogar el estado de alarma otros 15 días y conocer las necesidades de cada territorio ante esta crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

En este sentido el presidente de la Junta de Castilla y León Alfonso Fernández Mañueco, le ha pedido “medidas de confinamiento más duras” para evitar propagar los contagios. 

En la comparecencia con los medios posterior a esta reunión, Mañueco ha señalado que “son necesarias medidas más restrictivas” y un “endurecimiento del estado de alarma”, algo que han solicitado “de manera unánime” todos los presidentes autonómicos, si bien Sánchez ha asegurado que se están estableciendo las medidas de confinamiento más duras de Europa, superando incluso a Italia.

Alfonso Fernández Mañueco ha insistido en que debemos afrontar una “situación difícil” en los próximos días, en la que aumentará el número de contagiados, porque los resultados de las medidas adoptadas hasta el momento tardarán en llegar. En este sentido ha señalado que en Castilla y León “estamos llegando al límite de las medidas que permite el Real Decreto que se declara el estado de alarma”, por lo que es necesario ampliar estas medidas.

En cualquier caso, el presidente de la Junta ha insistido en que seguirán las recomendaciones del Gobierno de España, quién ha pedido “el respaldo unánime de todos los presidentes autonómicos” para prolongar el estado de alarma, necesario según Mañueco para afrontar esta crisis con éxito. 

Fernández Mañueco también ha trasladado a Sánchez la posibilidad de cerrar las actividades productivas no esenciales o adelantar el periodo vacacional de las empresas al mes de abril, para reducir el riesgo de contagio. 

En este sentido el líder del ejecutivo autonómico ha señalado que el Gobierno de España ha tomado nota de estas peticiones y valorará el cierre total de las empresas y la paralización de la actividad industrial, si bien considera necesario negociar esta medida con las administraciones, empresas y trabajadores. 

Alfonso Fernández Mañueco ha querido trasladar un mensaje de “serenidad y confianza”, si bien ha insistido en la importancia de la responsabilidad individual y el civismo para evitar más contagios ante “una crisis mundial nunca antes vivida”. Así ha dicho que “viviremos momentos duros, pero veremos la luz al final de túnel”.