Mañueco evita confirmar o desmentir si Casado cuenta con su aval para ejecutar el Plan Aliste

La crisis en el seno del Gobierno Regional entre Populares y Ciudadanos es, cada día, más evidente, por mucho que el presidente de la Junta intente esquivarlo con verborrea política.

Cuando, este martes, se le ha preguntado si la consejera de Sanidad, Verónica Casado, cuenta con su aval para poner en marcha el conocido como Plan Aliste, la reordenación sanitaria rural, Mañueco ha confirmado avalar casi todo lo que contiene el universo salvo a la propia consejera.

Ha admitido avalar la sanidad rural, avalar las exigencias al Gobierno central sobre distintas cuestiones en el ámbito sanitario, avalar la telemedicida… pero de manera concreta, a Casado, no.

En la misma línea ha respondido Mañueco cuando le han preguntado a la inversa, es decir, si se va a retirar el Plan Aliste. Aquí el presidente ha dicho que ni sí ni no ni todo lo contrario.

Con esta crisis abierta en el seno del gobierno de coalición y con tintes electoralistas, Mañueco ha vuelto a insistir en que su intención es acabar la legislatura de la mano de Ciudadanos, porque según sus encuestas, funciona correctamente.

Habrá que esperar a mayo de 2023 para confirmar que sea así, a no ser que alguna sorpresa lo desmienta antes de tal fecha.