Mañueco afea a Tudanca la «rapiña» con la que ha intentado sacar adelante la moción de censura

Mañueco-Moción-de-Censura

El Presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha defendido su puesto de trabajo y criticado la moción de censura presentada por Luis Tudanca, con mucha dureza.

«Solo ha caído su dignidad» ha llegado a decir Mañueco, sobre el intento de que cayese el Gobierno bipartito entre Populares y Ciudadanos.

Y es que, Mañueco ha reprochado la «rapiña» con la que el propio Tudanca ha intentado arrancar votos a Ciudadanos para poder sacar su moción.

«Lleva semanas de intrigas palaciegas, para conseguir los apoyos que no tiene. No los ha conseguido y viene hoy a decirnos que no quiere transfugas» ha explicado Mañueco, para apostillar que, este lunes, se lleva una «bofetada de honradez».

El presidente del ejecutivo regional ha exigido a Tudanca que pida disculpas a la ciudadanía por exponer a Castilla y León a una situación así en el momento sanitario que atraviesa la región.

El inicio de la intervención de Mañueco ha estado marcada por la incoherencia en el discurso de Luis Tudanca. En este sentido, hace un año, el propio Tudanca ofrecía «unidad y lealtad», asumiendo que el PSOE estaría al lado del Gobierno y que no son tiempo ni de siglas ni de partidos. Tras esto, Mañueco pregunta ¿Dónde han quedado estas palabras?

El presidente de la Junta también ha sido muy crítico con la postura servil de Luis Tudanca ante el presidente del ejecutivo central, cuestionándole una vez más al lado de quién está, si de los castellano y leoneses o del propio Pedro Sánchez.

Asimismo, y como era de esperar, Mañueco ha defendido su modelo de gestión en lo que a servicios públicos se refiere, con especial hincapié en la sanidad.