Malestar e indignación tras el último giro de la consejera con las urgencias

Nuestro Barrio insiste en que la consejería de Sanidad "no sabe lo que quiere"

Concentracion Asociacion Nuestro Barrio Traslado Urgencias Centro Salud San Agustin (Febrero 2020)

«No saben ni lo que quieren». Estas han sido las palabras del presidente de la asociación Nuestro Barrio, Florentino González, tras el último cambio de rumbo de la consejería de Sanidad, sobre la unificación de las urgencias en el Divino Valles.

En menos de un mes hemos pasado de abrir el Punto de Atención Continuada del Divino Valles el 3 de febrero, a retrasar su apertura hasta abril para dotarlo de todas las necesidades técnicas y de la infraestructura necesaria, contemplando la posibilidad de crear los denominados Centros Agrupados de Urgencias (CAUR), y de nuevo a adelantar la unificación en el antiguo hospital al primer lunes de marzo, para contentar a los profesionales.

Un cambio en el discurso de la consejera, Verónica Casado, que no convence a los vecinos, que se sienten ninguneados por la administración que tiene las competencias en materia sanitaria. Florentino González ha asegurado, en declaraciones a Canal 54, que la consejería busca «contentar a todos, pero no contenta a nadie», e insiste en que los continuos cambios en el avance de problema, solo generan desconcierto y desconfianza entre la ciudadanía. «Quiere dar lo mejor de la tortilla a todos, pero solo se lo puede dar a algunos», ha aseverado.

El presidente de la asociación Nuestro Barrio ha insistido además en que no entiende cómo en apenas una semana, el PAC de San Agustín ha pasado de recibir a varias decenas de pacientes durante el fin de semana, a registrar casi 300 urgencias hace una semana. «Está todo orquestado», ha manifestado, con el objetivo de saturar las urgencias de proximidad y tener una excusa para llevarlas al Divino Valles.

Florentino González sigue defendiendo que el centro de salud de San Agustín está perfectamente equipado para mantener un Punto de Atención Continuada, y recuerda que hay una planta «inutilizada», que actualmente alberga usos administrativos ajenos al centro de salud, como la Inspección Médica y los archivos generales, y que podría destinarse a este servicio.

Sin embargo la respuesta de la consejería es que esas dotaciones «no sirven», porque no hay espacio suficiente para mantener ahí las urgencias, con unas instalaciones que no responden a las necesidades de este servicio. Desde Nuestro Barrio insisten en que su cierre no es una solución, y que piden a la Junta que invierta en las instalaciones de San Agustín como pretende hacer con el Divino Valles.

Desde la asociación recuerdan que mantienen el calendario de movilizaciones, todos los martes a las 11:30 horas en los centros de salud de Gamonal y San Agustín, y el día 20 de febrero con una gran concentración que recorrerá el centro de la ciudad. Esperan este día superar las 6.000 personas para demostrar a la Junta que sus decisiones afectan «a toda la ciudadanía».