Los usuarios y trabajadores de residencias de Burgos se someten a test serológicos y de antígenos masivos

test masivos Burgos coronavirus

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades cuenta desde el mes pasado con 671.700 guantes de nitrilo, 1.464.000 guantes de vinilo, 199.000 mascarillas quirúrgicas, 96.993 mascarillas FFP2 y 50.000 batas destinados para las residencias de la provincia de Burgos.

Asimismo, la Administración ha comunicado este sábado que están desarrollando cribados entre los residentes y trabajadores de los centros de personas mayores burgaleses.

Conocedores de la relevancia que tiene la detección precoz de los casos de Covid-19 como una de las claves para controlar el contagio del virus, se comenzará por un primer cribado con test serológicos rápidos de anticuerpos a trabajadores y a residentes para, después, efectuar pruebas con test de detección de antígenos de SARS-COV-2.

En este sentido, la Gerencia de Servicios Sociales ha confirmado que facilitará a los centros residenciales los test necesarios para la realización de los mismos. A mayores, han subrayado que las personas que hayan tenido una infección confirmada y resuelta estarán los tres meses anteriores exentos del cribado.

Para realizar dicho control, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades cuenta con casi 9.947 test serológicos y otros 28.916 test de antígenos, que se repartirán entre los distintos centros residenciales de la provincia.

Es por ello, por lo que la Gerencia recuerda que los resultados del test deben de ser añadidos al historial clínico de los residentes y en el caso de los trabajadores, los resultados tendrán que ser comunicados a éstos de manera fehaciente, por escrito y el trabajador deberá comunicar su positivo a su médico de cabecera y al SPRL correspondiente, para su inclusión en la historia clínica.

Con la finalidad de proteger tanto a mayores, como a trabajadores, la Consejería afirma que seguirá garantizando que todo el personal de estos centros disponga de suficientes Equipos de Protección Individuales (EPIS), adecuados para desarrollar su actividad, con los mínimos riesgos.

Cabe destacar que desde la Gerencia de Servicios Sociales manifiestan que están adoptando todas las medidas necesarias para proteger la salud e integridad física de empleados y usuarios de centros residenciales de personas mayores de Castilla y León, siempre respetando sus derechos fundamentales. Asimismo, recuerdan que las pautas establecidas en la “Guía de actuaciones para las residencias y centros de día públicos y privados de personas mayores y de personas con discapacidad durante la situación de riesgo sanitario por Covid-19 en la Comunidad” se va actualizando en función de la evolución de la pandemia y de la situación epidemiológica de la Comunidad y de los centros.

En última instancia, la Junta de Castilla y León ha apelado a la responsabilidad de la población para evitar la propagación del virus, también dentro de las propias residencias, con el objetivo de proteger a nuestros mayores, ya que son uno de los colectivos más vulnerables.