Los «patines eléctricos» han venido para quedarse

En los próximos días, o semanas como mucho, verá la luz la Asociación de Vehículos de Movilidad Personal Burgalesa (AVMP Burgalesa). Al menos de forma oficial, por aquello del último papel que falta. Pero el colectivo está ya plenamente formado y trabajando para visibilizar una realidad que ya lo es en nuestra ciudad.

Aunque desde fuera parezcan juguetes o se les tilde de moda pasajera, los VMP (o patinetes eléctricos como popularmente se les conoce) han venido para quedarse. Y una buena muestra de ello la dan Manuel Leal y Josué Vicente, miembros fundadores de este colectivo que nació por la necesidad encontrar piezas para arreglar sus respectivos vehículos.

La asociación nace sobre las bases de la responsabilidad. Instan a la gente ha utilizar con cabeza este tipo de vehículos, a circular con casco o a contratar un seguro de responsabilidad civil, ante los posibles incidentes que puedan surgir.

Pero también están trabajando ya para que la nueva ordenanza de movilidad, que previsiblemente se aprobará el próximo viernes 20 de diciembre, les tenga mucho más en cuenta. Por ello se han reunido ya con varios grupos municipales con la intención de que se retrase un poquito más la entrada en vigor del nuevo texto y se incluyan algunas consideración que, a día de hoy, la ordenanza deja fuera. Consideran que es más fácil incluir modificaciones ahora que apostar por una modificación de la norma después.

No piden tampoco ninguna locura. Quieren que sus vehículos puedan circular por las mismas zonas que las bicicletas, por ejemplo. De hecho, en breve pretenden mantener una reunión con «Burgos con bici» para intentar hacer un frente común en aras de la movilidad sostenible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here