Los «ochotes» irrumpirán en las celebraciones de San Lesmes

La concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Burgos ultima estos días los preparativos de la festividad de San Lesmes, patrón de Burgos. En un intento por reforzar la programación de esta jornada, este año se ha decidido impulsar un concurso de «ochotes».

Un ochote es una agrupación coral típica del norte, especialmente del País Vasco, aunque también con presencia en localidades burgalesas, como es el caso de Miranda de Ebro, compuesta por ocho voces entre las que se encuentran tenores, barítonos y bajos.

Como manda la tradición, el día de San Lesmes se celebrará este año el domingo de enero más próximo al día 30, en este caso el día 26.

Un año más, Burgos volverá a rendir ese día honores a su patrón con una serie de actos que comenzarán con el traslado de la corporación municipal a la iglesia de San Lesmes, acompañada de gigantillos, dulzaineros, danzantes, peñas y grupos folclóricos.

Tras el acto religioso, la celebración continúa en la plaza de San Juan, donde se degustan productos típicos, como la morcilla, el chorizo y el vino y, por su puesto, los tradicionales panecillos que se ofrecen al santo.

Hay que recordar que San Lesmes llegó a la ciudad acompañando a Alfonso VI y dedicó su vida al cuidado de los peregrinos del Camino de Santiago en el Monasterio de San Juan, del cual fue abad. Su origen francés propició el hermanamiento de la capital burgalesa con su ciudad natal, Loudum.