Los hosteleros proponen un plan de choque para afrontar la crisis

Barra Bar Pub

Las federaciones provinciales de hostelería de Castilla y León se han unido en un escrito que han remitido al Gobierno autonómico, para hacerse eco del “malestar general que padece el sector hostelero” en la Comunidad, a consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

Así lo ha manifestado el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Burgos, Fernando de la Varga, quién ha recordado que no es la primera vez que muestran su malestar ante lo que entienden como “un abandono total de la hostelería por parte de la Junta”.

Los hosteleros han mantenido ya varias reuniones con la directora general de Turismo de Castilla y León, y también con el consejero de Hacienda, y con el propio presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, si bien tras analizar las medidas adoptadas por el Gobierno de la región en esta materia, las consideran “insuficientes”.

Ante esta coyuntura, los hosteleros han trasladado un escrito a la Junta, en el que están representadas todas las federaciones provinciales de la Comunidad, y en el que advierten de un escenario incierto que previsiblemente se distribuirá en cuatro fases.

La primera es la fase de confinamiento, en la que estamos actualmente, con el cese casi total de la actividad hostelera y de la generación de ingresos. Después le seguiría una segunda fase de apertura restringida, en la que se levantan gradualmente las restricciones, con una recuperación lenta de la actividad y sin conocer a día de hoy si habrá o no limitaciones de aforo y logística en nuestros negocios.

Previsiblemente la tercera fase sería de transición, sin restricciones, pero con una demanda muy limitada por el miedo de contagio y disminución del turismo, y le seguiría la fase de afianzamiento, con un nivel de actividad más próximo del periodo precrisis, pero con efecto de una menor demanda y cambio de hábitos.

Con este escenario los hosteleros han diseñado un documento que recoge las medidas esenciales para que el sector del turismo y la hostelería en la Comunidad superen esta crisis. Medidas laborales y fiscales que buscan garantizar la subsistencia de las empresas y el mantenimiento del empleo.

Así solicitan el mantenimiento de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante los 12 meses siguientes a la finalización de la suspensión de actividad, con la posibilidad de poder reincorporar de manera gradual a los trabajadores, o la inclusión de la figura del autónomo fijo discontinuo para el acceso de las distintas ayudas aprobadas.

Una vez reanudada la actividad, piden la exoneración de la totalidad de las cotizaciones por aquellos trabajadores en régimen general que vayan incorporándose a sus puestos de trabajo durante todo el 2020, o la condonación de las cuotas de los autónomos durante los 6 meses siguientes a la reanudación de la actividad, considerándose como cotizados a todos los efectos dichos periodos al efecto de que no haya lagunas de cotización.

En el caso de las medidas fiscales proponen la moratoria de seis meses, sin intereses, de las liquidaciones trimestral del IRPF de los trabajadores reincorporados, la reducción en la tributación e módulos, bonificación de impuestos en 2021, deducciones fiscales por inversión en adaptación de locales, formación de personal, inversión de equipos, o el mantenimiento de aplazamientos en las condiciones aprobadas tras la declaración del estado de alarma.

Los hosteleros también plantean una serie de medidas económicas para eliminar los costes estructurales, de suministros y personal, como la financiación especial para pymes y autónomos del sector hostelero con una línea ICO COVID TURISMO, con 20.000 millones de euros, o ayudas de la banca para ayudar a sus clientes durante la crisis.

Ademas de una serie de medidas jurídicas, los hosteleros también consideran necesarias medidas municipales, como la suspensión o reducción proporcional de impuestos, o la suspensión de tasas municipales. También solicitan como ya avanzó este miércoles el Grupo Municipal de Vox en el Ayuntamiento de Burgos, la posibilidad de ampliar el espacio de ocupación de terrazas para aumentar el aforo exterior de los establecimientos.

loading...