Los eurodiputados españoles piden a la Comisión Europea que interceda en el cierre de Gamesa

Siemens Gamesa, molinos_opt

En una iniciativa conjunta, los grupos españoles en el Parlamento Europeo han dirigido hoy una carta a la comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, y a la comisaria de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y PYMES, para poner en conocimiento la situación que está viviendo la empresa Siemens Gamesa, y pedirle que se dirija a la dirección de la empresa “para que reconsidere su decisión sobre el cierre de la planta de Miranda del Ebro”.

La presidenta de la Delegación Socialista en el Parlamento Europeo, Iratxe García, ha recabado el apoyo de todas las fuerzas políticas españolas, que han suscrito el texto enviado esta misma tarde a la Comisión. Firmada por los presidentes de cada delegación, el texto detalla que el número de trabajadores y trabajadoras afectados por el cierre es de 133, a los que hay que añadir otro número importante de empresas auxiliares.La carta dirigida a ambas comisarias recoge que «desde 2010 la empresa ha presentado otros tres expedientes de regulación de empleo y la plantilla demostró en todas estas regulaciones anteriores su responsabilidad adaptándose a las circunstancias y necesidades de la firma, registrando siempre unos resultados aceptables de productividad». También advirtieron a la empresa en todas las ocasiones del peligro que suponía tener supeditada la actividad de la planta a un solo modelo de fabricación.

Asimismo explican en el texto que tanto el Ayuntamiento de Miranda de Ebro como la Junta de Castilla y León han presentado planes de crecimiento y de fomento para incentivar la implantación de actividad industrial en la comarca y evitar el cierre de empresas competitivas como es el caso de Siemens Gamesa.La presidenta de los Socialistas, Iratxe García, ha puesto en valor “la suma de fuerzas de los distintos grupos políticos españoles para que tantos y tan grandes profesionales conserven sus puestos de trabajo” y se ha comprometido a seguir trabajando en esta dirección, no descartando presentar nuevas iniciativas en el ámbito europeo para evitar el cierre.

García ha concluido diciendo que «en la Unión Europea estamos trabajando para combatir la despoblación, para cambiar el modelo productivo o para crear empleos de calidad, y por eso no va a cruzarse de brazos ante la amenaza de cierre de una empresa competitiva que ha generado y sigue generando riqueza en la región y en el conjunto del país”.