Los empleados públicos en pie de guerra para que la Junta cumpla los acuerdos firmados

Presentacion Movilizacion Sindicatos 35 Horas CCOO UGT CSIF Funcionarios Publicos (Enero 2020)

Los empleados públicos de la provincia volverán a salir a la calle este jueves para urgir al Gobierno autonómico a que cumpla con los acuerdos pactados y recupere las condiciones laborales y salariales y los derechos perdidos con la crisis.

El cumplimiento del acuerdo de la recuperación de la jornada de 35 horas, la convocatoria de la carrera profesional, y el pago de los fondos adicionales pactado en 2018, son los principales motivos de sus reivindicaciones.

Así lo han explicado los representantes sindicales de UGT, CCOO y CSIF, Fernando San Martín, Enrique Olías y Carlos Díaz respectivamente, quienes han urgido a la Junta de Castilla y León a que cumpla ya con todos estos compromisos.

Fernando San Martín ha recordado que el pago de los fondos adicionales se firmó en 2018 entre los sindicatos y el gobierno de Mariano Rajoy, acordando una subida salarial del 0,20% de la masa salarial para 2018, del 0,25% para 2019 y del 0,30% para 2020. Un pago que todavía no se ha realizado y que supone una media de 220 a 240 euros por empleado público. En Burgos este impago afecta a 12.000 funcionarios públicos de la provincia. Así solicitan el pago inmediato de estos fondos adicionales y amenazan con acudir a la vía judicial.

También solicitan la aplicación de la carrera profesional de los empleados públicos, que les permita evaluar el desempeño de sus labores, y mejorar sus retribuciones de acuerdo a su nivel de esfuerzo, y que debiera estar en funcionamiento desde 2020 como mínimo.

A falta de llegar a un acuerdo con los sindicatos para su aplicación, los sindicatos solicitan que el pago de las retribuciones se realice de inmediato y con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2020, e instan a la Junta a que «cumpla la Ley» y su implantación no se dilate más en el tiempo.

Sobre el incumplimiento de la jornada de 35 horas, Carlos Díaz ha señalado que es una «irresponsabilidad y una falta de respeto hacia los empleados públicos», y vuelve a exigir al Gobierno autonómico que cumpla con el acuerdo firmado en mayo del año pasado, para su puesta en funcionamiento lo antes posible.

Para visibilizar el malestar de los empleados públicos, los tres sindicatos han convocado una movilización que tendrá lugar este jueves a las 12:00 horas, con salida desde gerencia de Salud del Área de Burgos, en Reyes Católicos, para dirigirse a la dirección provincial de Educación, y acabar frente a la Delegación Territorial de la Junta.

Además continúan convocando concentraciones todos los miércoles en el Hospital Universitario de Burgos y a las puertas de la delegación de la Junta, y el día 27 de febrero se darán cita en una gran movilización en Valladolid.