Los embalses que surten a Burgos todavía no notan las últimas nevadas

A la espera de las próximas lluvias y del deshielo

Pantano del Arlanzón
Pantano del Arlanzón

La importante nevada en las cumbres de la Sierra de la Demanda todavía no ha tenido reflejo en los datos de agua embalsada en los pantanos que suministran el líquido elemento a la ciudad de Burgos. La precipitación de nieve ha ido acompañada de un lento deshielo, circunstancia que se verá modificada bruscamente ante las predicciones que apuntan a importantes lluvias en la zona a lo largo de las próximas horas.

El embalse del Arlanzón se encuentra casi al 83,7%, hace 25 días, presentaba un volumen embalsado del 82% de su capacidad total de 22hm3, por su parte Úzquiza está al 50,6%, hace casi un mes contaba con un 52% de su capacidad total de 75hm3 .

El agua disponible entre ambos embalses está en 56 hm3, un 57,73% muy por debajo de lo embalsado hace un año, que era de 75 hm3, superior al 77%, sin embargo están cerca de la media de los últimos diez añoscifrada en 60 hm3, lo que a su vez supone un 62%.

Sin duda las inminentes lluvias y el deshielo tendrán una importante incidencia, a lo largo de los próximos días, en el agua disponible en Arlanzón y Úzquiza