Los comerciantes del Mercado Norte no aprueban la peatonalización de Hortelanos

Mercado Norte Plaza España (Agosto 2018)

El alcalde Javier Lacalle anunció el pasado miércoles el comienzo de las obras para peatonalizar la plaza Hortelanos, una decisión que no ha sentado nada bien a los comerciantes de la zona. Desde la Asociación de Concesionarios del Mercado Norte, han manifestado ya su preocupación ante esta medida.

Desde la asociación han informado de que esta misma mañana el consistorio burgalés, a través del Servicio Municipalizado de Mercados, les ha remitido un comunicado en el que se les traslada que el próximo lunes se iniciarán las obras para mejorar el paso peatonal de la plaza. Obras que se prolongarán hasta después de Navidades, realizándose por cierto una paradas durante los días festivos.Desde la asociación hacen hincapié en la falta de información por parte del ayuntamiento, sobre un importante proyecto que afectará a todo el centro de la ciudad, y que traerá consigo problemas en el flujo del tráfico en la zona, además de un impedimento de las actividades de carga y descarga y recogida de residuos en el Mercado.

Además consideran que las fechas para poner en marcha las obras son «inapropiadas» porque en las Navidades aumentan considerablemente las ventas en el mercado, y esta actuación repercutirá de forma considerable en el devenir de su actividad comercial. Por ello proponen que se realice en otras fechas menos problemáticas, y estableciendo previamente un Plan de Movilidad realista, para evitar molestias a los comerciantes y usuarios del Mercado.Al mismo tiempo apuntan que esta actuación «no tiene nada que ver con una futura remodelación del Mercado Norte», que por cierto, llevan mucho tiempo reivindicando y esperando, y que nunca llega.

El Mercado Norte mantiene cerca de 200 puestos de trabajo y es visitado a diario por muchos burgaleses para realizar sus compras de alimentación. Los comerciantes apuntan que a partir del lunes estas actuaciones causarán un grave daño en su actividad, repercutiendo «,muy negativamente en sus negocios» y en la vida diaria del Mercado Norte. También aluden al gasto «totalmente innecesario» que traerá aparejado este proyecto, teniendo en cuenta que no se trata de una actuación prioritaria para la ciudad.