ARCHIVADO EN

Los 240 millones que ha recibido la tele de Méndez Pozo arrasan la libre competencia en la región

Sede Promecal Diario de Burgos LA 8 (Mayo 2021)

La polémica generada entorno a los debate electorales ha puesto de manifiesto lo que desde Canal 54 venimos denunciando desde hace más de una década.

La inyección de millones que la Junta de Castilla y León ha venido insuflando a la única televisión a la que la administración regional ha querido dar licencia de ámbito autonómico ha supuesto, de facto, una eliminación real de la competencia frente a otros medios, con especial influencia en las propias elecciones. Y es que, a una media de 20 millones de euros al año desde 2009, suma ya más de 240 millones de euros.

Las denuncias elevadas por el Colegio de Periodistas, el Comité de Empresa de Radio Televisión Española y sus propios trabajadores encuentran su origen en la votación de la Comisión de Debates que ha optado porque ambos debates electorales, obligatorios por ley, se celebren en la televisión de un expresidiario y de la hija de otro. Si uno analiza la composición de dicha comisión, reglada, no hay cabida para medios de comunicación independientes.

De hecho, tal y como recogen otros medios de comunicación, como es el caso de infolibre, «los principales medios de comunicación de la región, en práctico oligopolio, pertenecen a los empresarios Ulibarri y Méndez Pozo».

Esta es la realidad de regar con cantidades ingentes de millones a una única empresa por el artículo 33. Se blinda a algunas empresas y hacen, poco menos que imposible, competir a otras contra ellas.

Esto, que puede parecer baladí para el ciudadano en general, por aquello de que suena a guerra entre empresas, tiene su trascendencia cuando la mayoría de los medios están en manos de dos personas, logran con sus votos apoderarse de debates obligatorios de ámbito electoral, con la posibilidad lógica de influir de manera directa en la población.

Cosa, por cierto, que se puede hacer mucho mejor cuando te llueve dinero caído directamente de los impuestos de los ciudadanos, permitiéndote más y mejores medios y profesionales.

La influencia de la millonada pública que llega a RadioTelevisión Castilla y León también está presente en la competencia sobre la captación de publicidad de ámbito privado. La administración pública, esto es el dinero de todos los castellano y leoneses, ha ayudado a construir un Ferrari con todos los extras posibles y un mantenimiento impecable, mientras el resto de las empresas trabajan con sus coches de toda la vida. A partir de ahí, dicen aquello de «compitan y que gane el mejor». ¿Alguien duda de quién va a ganar?

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS