Lo que el Ayuntamiento no contempla para mejorar el acceso a las piscinas

El concejal de Podemos, Israel Hernando, ha realizado este jueves una de las declaraciones más demagógicas que se han escuchado en el Ayuntamiento de Burgos en los últimos años, y eso es decir mucho.

El edil de Podemos respondía así al concejal del PP César Barriada: «si dotar a la ciudadanía de unas medidas de seguridad para que se pueda desarrollar la actividad de la piscina con todas las medidas de seguridad que necesita el usuario con todos los requisitos que la Junta de Castilla y León ha puesto es ser socialcomunista, le daremos la bienvenida cuando él quiera»

De esta forma se quiere dar a entender, tanto por parte de Podemos como del propio Equipo de Gobierno, que las medidas que se han impuesto son las únicas que permiten cumplir con la normativa de la Junta de Castilla y León y garantizar la seguridad de los usuarios. Nada más lejos de la realidad.

AFORO AL 75%

La primera de las medidas exigida por el Gobierno Autonómico es que no se superen los aforos, que no afectan al aforo del recinto global, sino al del propio vaso de la piscina por un lado y al de la zona ajardinada por otro. Para esta medida no existe en la normativa de la Junta ninguna distinción entre abonados y no abonados.

CITA PREVIA

La administración regional establece la necesidad de cita previa, pero no regula el plazo de ésta. Puede realizarse 24 horas antes, 12 horas antes, 2 horas antes… Este jueves el alcalde ha planteado incluso la opción de obligar a abonados a reservar con 48 horas de antelación, como si pudiéramos ser capaces de predecir qué día de piscina saldrá dentro de 2 días.

SOLO LOS ABONADOS PODRÁN ACCEDER

Esta es la solución fácil del Equipo de Gobierno de De la Rosa para cumplir con un requisito: la trazabilidad. La Junta pide que el Ayuntamiento tenga el contacto de todas las personas que entren en las piscinas para que, en caso de brote, se pueda contactar con todas ellas.

Dado que el usuario tiene que solicitar cita previa, es en ese momento en el que se pueden recoger los datos así como informar a los ciudadanos cómo pueden ser utilizados dichos datos. Con ese filtro ¿porqué no se toman ahí los datos de abonados o no abonados? Y es que, por mucho que los datos de los abonados obren ya en poder del Ayuntamiento, éste no podría utilizar ni ceder esos datos sin el consentimiento previo de cada usuario, con lo abonados y no abonados están al mismo nivel.

El alcalde de Burgos defiende que en años anteriores el 70% de los usuarios eran abonados a las piscinas. Lo que olvida intencionadamente el primer edil es que otros años muchos optaban por las piscinas de sus pueblos (este año muchas de ellas cerradas) y por sus vacaciones fuera de Burgos tanto a otras provincias como a otros países como opción preferente de baño. Pero ante un atípico verano, parece más que evidente que muchos ya aspiraban con poder disfrutar, aunque fuera un par de días de las instalaciones municipales. Ahora bien, quien se quiera abonar ahora tendrá que poner en una balanza si quiere pagar los 100 euros del abobo a Deportes para intentar acudir a las piscinas algún día.

FRANJAS HORARIAS

El Ayuntamiento ha decidido hacer en simultáneo para todas las piscinas de la ciudad dos franjas: Una franja de mañana y otra de tarde cerrando de 14.15 a 15.45. De un plumazo se deja fuera a todos los usuarios (abonados o no) que acuden a las piscinas a comer, entre ellos los trabajadores de turno partido que libran en este horario.
De esto la Junta tampoco dice nada, solo que hay que desinfectar.

El Ayuntamiento podría haber realizado turnos de menos horas, por ejemplo, abriendo así la posibilidad a más franjas para más usuarios. Podría también limpiar algunas instalaciones, como El Plantío, por zonas, sin tener que parar el 100% de la actividad. Como alternativa, podría variarse este horario en función de las instalaciones, para que mientras San Amaro está cerrada por tareas de desinfección, El Plantío esté abierta.

Todas estas medidas caben dentro de la guía publicada por la Junta de Castilla y León cumpliendo siempre requisitos de aforo, cita previa, desinfección y trazabilidad. Las planteadas por el Ayuntamiento son las fáciles para las otras hay que trabajar un poquito más.