Lo mejor que podemos hacer los burgaleses al hablar con la Policía Local es grabarlo con el móvil

policía local atestados

La grabación, con nuestro teléfono móvil o soporte similar, se ha convertido en el único seguro real que un ciudadano tiene, para defenderse ante un abuso o falta de respeto por parte de la Policía Local.

En Canal 54 venimos denunciando en los últimos meses respuestas de los policías fuera de lugar, cuando no, directamente, contestando que no se les diga cómo hacer su trabajo o invitando a llamar al 112 en lugar de atender a los ciudadanos.

Por si fuera poco, transmitida esta situación al concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Ignacio Peña, este se posiciona a favor de los agentes y contra los ciudadanos, ya que considera que las respuestas fuera de lugar tienen cabida dependiendo de cómo se hayan dirigido los ciudadanos a los agentes. La alcaldesa, Cristina Ayala, tira balones fuera y asegura que un ciudadano no puede denunciar ante un agente nada si ese ciudadano está, a su vez, cometiendo una infracción.

En fin, dos despropósitos que se resuelven rápido si el ciudadano graba sus conversaciones con la Policía Local. Según recoge Diario de Burgos, un agente de policía ha sido sancionado con 5 días de suspensión por llamar «puto niñato» a un ciudadano cuando le dió el alto por conducir de manera temeraria. La palabra del ciudadano se ha sostenido gracias a que la conversación fue grabada y se ha podido demostrar que el agente de Policía se extralimitó en el fondo y en las formas.

No es la primera vez que una grabación ayuda. Hace 3 años, una grabación sirvió para retirarle una multa de 3.000 euros a un taxista que ayudaba a una clienta en silla de ruedad. La sentencia acreditaba la arbitrariedad del agente y su actitud lejana al respeto que un policía debe tener con los ciudadanos.

Así pues, visto que esta circunstancia se repite ante la inacción de los responsables políticos de distintos colores políticos, el ciudadano no tiene más remedio que grabar sus interacciones con los agentes, para contar con pruebas, en caso de que exista algún comportamiento inadecuado.

No debería ser necesario pero, la maquinaria administrativa solo parece tener en cuenta al ciudadano cuando se blinda de elementos probatorios.

OTRAS NOTICIAS