Levi Moreno y las gangas: hoy se puede comprar un coche eléctrico por menos de 20.000 euros

Levi Moreno Concejal de Movilidad

La polémica entrada en vigor de las zonas de bajas emisiones trae, bajo el brazo, otra cascada de polémicas añadidas. Una de ellas es la obligación de cambiar de vehículo para transitar por distintas zonas del centro de la ciudad, toda vez que se ha conocido que la intención de Daniel de la Rosa es que, desde 2027, la activación de estas zonas sea siempre y no en función de la calidad del aire.

Es cierto que habrá excepciones en función de rentas muy bajas o para residentes, por ejemplo. Sin embargo, el grueso de los ciudadanos quedarán sometidos a una norma que, para poder adecuarse a ella solo hay dos opciones: o cambiar de coche o evitar esas zonas.

Y es en este cambio de coche donde se ha centrado una parte de la polémica asociada a la aprobación inicial de la modificación de la Ordenanza de Movilidad, en el Pleno Municipal.

Desde el Grupo Municipal de Vox recordado que el precio de los vehículos eléctricos, eco o de cero emisiones son más caros que los impulsados por un motor de combustión, es decir, diésel o gasolina. Una evidencia que no requiere de muchas explicaciones salvo que en frente tengas a Levi Moreno, el concejal de movilidad.

Un hombre que, tal y como él mismo confirmó hace unos días, ya tiene vehículo eléctrico y, por lo tanto, cualquier restricción al resto de los vehículos, a él no le afecta.

Moreno no ha tenido sonrojo alguno en decir que, hoy en día, un vehículo eléctrico se puede comprar por menos de 20.000 euros. De ser cierto, la cantidad no es nada económica en un mercado donde se pueden conseguir coches por 10.000 o 15.000 euros.

Como bien le ha recordado el concejal de Vox, Ángel Martín, ese precio, inferior a los 20.000 euros, se referencia en micro-vehículos y no en turismos convencionales. En la comparativa entre vehículos de las mismas prestaciones a combustión o eléctricos, siguen siendo sustanciamente más caros los segundos.

Una vez más nos encontramos a un concejal hablando de cantidades que, a su juicio, son irrisorias, cuando el común de los mortales tiene que hacer piruetas para llegar a final de mes.

Hablar desde un escaño como Levi Monero es más sencillo. El concejal de deportes no tiene dedicación exclusiva, esto quiere decir que puede percibir un salario en otra actividad profesional, a mayorles de los 25.037 euros que ganó en el Ayuntamiento de Burgos en el año 2022. Hablamos del salario neto, ante las dudas.

Claro, siempre hay posiciones desde las que se puede hablar e instar a alguien a cambiar de vehículo con más tranquilidad y solvencia que en otras posiciones.

A mayores hay que tener en cuenta otras cuestiones asociadas al vehículo eléctrico, como la propia infraestructura, tanto local como nacional. Y es que quien hoy tenga que afrontar la compra de un vehículo debe tener en cuenta, además, sus usos.

La carga eléctrica sigue estando en pañales. Las cargas rápidas son un pequeño engaño, teniendo en cuenta que no dependen únicamente del punto de repostaje sino de la capacidad del vehículo. A mayor gama de modelo, mayor capacidad de carga rápida.

Además, hay que subrayar que no existe una gran infraestructura de electrolineras distribuidas por las carreteras españolas. Pocos puntos de carga, sumados a largos tiempos, hacen inviables los viajes por carretera para el grueso de la población. Y esto, aún contando con dinero o sacrificando parte de los ingresos, sigue siendo un argumento disuasorio de peso.

Bien es cierto que las primeras restricciones no entrarán en vigor en Burgos hasta dentro de 4 años, aunque cabe preguntarse si es tiempo suficiente para que el panorama de un cambio tan drástico.

OTRAS NOTICIAS