ARCHIVADO EN

León de la Riva defiende su «desconocimiento» acerca de las ‘Confort Letter’

Francisco Javier León de la Riva, exalcalde de Valladolid, en el banquillo
Francisco Javier León de la Riva, exalcalde de Valladolid, en el banquillo

El exalcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, del Partido Popular, se ha sentado este martes en el banquillo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), en una vista celebrada en el marco del juicio del caso ‘Confort Letter’.

León de la Riva, así como sus exconcejales Alfredo Blanco y Manuel Sánchez, llegaban a este vista después de que la Audiencia Provincial de Valladolid les absolviese de toda responsabilidad en el cargo y el Ministerio Fiscal presentase un recurso contra esta decisión.En su intervención, en una sala presidida por el Presidente del TSJCyL, José Luis Concepción, León de la Riva se ha ratificado en todas las declaraciones realizadas en el marco del proceso judicial en el que se encuentra inmerso y ha sostenido que las habría realizado bajo juramento, en caso de que el procedimiento se lo hubiese permitido.

León de la Riva ha mostrado su sorpresa por la «insistencia» que el Ministerio Fiscal ha mostrado acerca de los conocimientos que él, como alcalde, debería tener sobre lo que son unas cartas de conformidad (que él firmó en el caso vinculado a la cuestión ferroviaria) y ha remarcado que «es difícil justificar que el alcalde, ginecólogo de profesión, tenga que tener unos conocimientos económico-jurídicos que el interventor y el secretario han confesado que no tenían.

En la vista, el Ministerio Fiscal ha sostenido que existen hechos probados derivados, sobre todo, de la prueba documental y ha señalado que se han omitido «extremos importantes» de los documentos que tienen una relevancia importante.

Asimismo, ha defendido la teoría de que «no hace falta tener grandes conocimientos jurídicos» para saber qué estaba firmando el alcalde y ha destacado que el Ayuntamiento de Valladolid, por este caso, tuvo un perjuicio evaluable de carácter «grave».

La defensa de León de la Riva y sus exconcejales, por su parte, ha apelado al «sentido común» en el procedimiento y ha descartado cualquier tipo de «oscurantismo» porque el propio alcalde contó lo que estaba haciendo hasta en cuatro medios de comunición diferentes.

Asimismo, ha sostenido que «no hubo voluntad de eludir ningún tipo de control» administrativo y ha remarcado que el Consistorio pucelano no tuvo «ningún perjuicio» por la actuación de los tres absueltos por la Audiencia Provincial.

Hay que recordar que la Fiscalía pedía 9 años de prisión y 33 de inhabilitación para León de la Riva por los delitos de falsedad documental y prevaricación administrativa, mientras que solicitaba para Alfredo Blanco y Manuel Sánchez 24 años de inhabilitación.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS