Las opiniones políticas y sus trucos

Félix Pavón

Félix Pavón (Felyxón)

A veces escucho o leo comentarios que se hacen sobre política en mi querida ciudad de Burgos que me parto de risa. Por ejemplo la cantidad de reproches que le hacen a nuestro alcalde Daniel de la Rosa, por los acuerdos a los que ha llegado con el partido de Ciudadanos, para seguir gestionando el Ayuntamiento y especialmente por la crisis tan brutal que estamos teniendo con la Pandemia.

Y me pregunto, ¿Qué les pasa a todos estos que crean tantos reproches y malmeten cada día?… Ya no sé si es porque se hacen los tontos o echan mierda que siempre algo queda, o no tienen ni idea de la política en esta ciudad y hablan por que tienen boca o por meter cizaña.Yo lo que veo es que son de ese gran grupo de personas tan conservadoras que no quieren en Burgos que gobierne la izquierda, ni nada que se le parezca.

Como iba diciendo, parece ser que últimamente el PSOE y Ciudadanos han llegado a ese consenso para ir solucionando, si cabe, los problemas de la pandemia en la ciudad de Burgos y de momento lo que vaya viniendo más adelante y, no verse amenazado en esta legislatura con la moción de censura. Pues ya están los agoreros de turno de la pluma y la voz de la ciudad para desprestigiar estas decisiones, haciendo comentarios como: ¡que en vez de procurar unir todas las fuerzas políticas y trabajar en conjunción por la ciudad, no dialoga con el resto de la oposición como el PP, VOX y Podemos!…

Como ven es más fácil dar rienda suelta a estos comentarios que preguntarse todos ellos: ¿Porqué no quieren llegar a un acuerdo y ceder en algo?.

Alguno dirá, que ceda Daniel de la Rosa; ¡vamos a ver si comprendemos la situación!…

El titular gobernando es él y ahora ayudado por Ciudadanos y al haber llegado a unos acuerdos, ahora, en conjunto tiene la mayoría en el Ayuntamiento para llevar adelante lo que decidan. Pero a la derechita burgalesa y pijotera como no le gusta, pues estamos como siempre embarrando la política de la ciudad y digo esto, porque en Burgos siempre ha pasado lo mismo.

Especialmente con el Partido Popular, esa soberbia, esa prepotencia y el mirar por encima del hombro de muchos de sus dirigentes a través de los años, hace que sigan comportándose de esa manera. Como si solo pudieran ser ellos lo que gobiernen en Burgos.

Siguen sin entender que estamos en democracia no en tiempos pasados de dictadura y caciques de tres al cuarto que en Burgos hacían y deshacían a su antojo, como por ejemplo, los cargos a dedo y heredar puestos políticos de padres a hijos y espíritu santo Amen.Incluso esto ocurría en los primeros años de la democracia.

Estamos en una vivencia democrática y el juego político es llegar a acuerdos y si te quedas fuera, pues hacer oposición, pero ¡ojo! constructiva que para malmeter algunos cuando no consiguen lo que quieren se valen bien solitos, pero ¿tan raro es de entenderlo?.
Aquí el consenso lo han roto, algunos partidos de la oposición que antes de reunirse para tratar los temas, les faltó tiempo para publicarlo en la prensa, buscando el estar en candelero; a ustedes les pierden las formas y la alcachofa con tal de que les saquen su imagen en los medios como sea; las cosas no se hacen así.

Lo lógico es que una vez que se han reunido y, si no se llega a un acuerdo, entonces pueden correr a los medios de comunicación a decir lo que tengan que decir.

Veo que pasan los años y estos políticos de Burgos no cambian, siempre con las mismas antiguas mañas caciquiles, traperas y borriqueras.
Pero que les pasa a estos políticos de la oposición y no digamos los voceras de turno que les apoyan, que si con Daniel de la Rosa no llega a un acuerdo consensuado con todos los partidos no es un buen alcalde. ¡Pero qué memeces son esas!

Si Daniel de la Rosa tragara por todo lo que le exige la oposición, entonces si sería una marioneta política y no merecería estar en ese puesto de alcalde de la ciudad de Burgos.

Como comenta el “Padre Capillas”:
Decir, que el alcalde de Burgos pierde un tren al que la ciudad necesita subir, es una opinión con truco que tiene por fin el llegar a confundir.

Viendo que parte de la oposición con Daniel de la Rosa no quieren ir,
Vamos, que no quieren llegar ni a la hora en punto para subir al tren juntos.

Esta es una realidad en Burgos llena de diferentes opiniones políticas y sus trucos.

loading...