Las obras de remodelación de Avenida Caja Círculo prevén comenzarse a finales de febrero

Remodelación Av. Caja Círculo
Proyecto de remodelación de la Avenida Caja Círculo

La portavoz del Equipo de Gobierno local, Carolina Blasco, ha anunciado este jueves la adjudicación de las obras de de remodelación de la Avenida Caja Círculo, más conocida como la Carretera del Cementerio. Las obras se han adjudicado por un importe de 445.000 euros, lo que ha supuesto una baja del 33% con respecto al presupuesto de licitación, que se situaba en los 700.000 euros. Pero sin duda la mejora más destacable de este proyecto es la reducción en el plazo de ejecución de las obras, en 23 días menos, aunque en su inicio se estableció un plazo de 3 meses.

Carolina Blasco ha avanzado que la pretensión del equipo de Gobierno es que las obras puedan comenzar a finales de febrero con las actuaciones en la mediana, y se extenderán hasta la segunda o tercera semana del mes de marzo. Sin embargo, la remodelación de la calzada, y el fresado y asfaltado de la vía no se procederá a realizar hasta principios del mes de abril, al igual que la colocación de la señalización vertical y horizontal, que será la última actuación a llevar a cabo en un plan de obras, que prevé estar concluido a finales del mes de abril.El proyecto discurrirá entre la glorieta de Juan Gil y el túnel de Islas Baleares y la principal novedad es la construcción de una mediana en este tramo de casi 1,5 kilómetros de longitud.

La mediana, diseñada para ganar seguridad en este vial, el que más tráfico condensa a diario de la capital burgalesa, permitirá además el soterramiento de todas las redes de abastecimiento y saneamiento de la zona, y preverá intervenciones futuras sin necesidad de su demolición. Esta mediana tendrá una anchura cercana a los 2 metros, para lo que será necesario reducir el ancho de los cuatro carriles existentes para la circulación, lo que a su vez revertirá en ajustarlos a la anchura habitual del término municipal.Toda la mediana, rematada con bordillos de hormigón, se cubrirá con césped artificial, siguiendo la estela del modelo empleado en las avenidas Islas Baleares o Príncipes de Asturias. El asfalto que se utilizará en este tramo, al igual que el de las últimas campañas, será de mezcla bituminosa semicaliente para reducir la generación de gases contaminantes.

En cuanto a la organización del tráfico durante los casi dos meses que durarán las obras, Carolina Blasco ha explicado que llegado el momento se establecerá un protocolo junto con la Dirección General de Tráfico, para que se pueda continuar circulando por la vía, sin interrumpir el tráfico rodado, aunque más tarde ha matizado que la intención es que se afecte lo menos posible al tránsito de vehículos por esta avenida, la más transitada de la ciudad, y en el caso de hacerlo, se establecerán trayectos alternativos a la circulación por esa vía. Esta es al menos la intención del equipo de Gobierno a día de hoy, siempre y cuando, claro, el alcalde de Burgos no desacredite las palabras de su portavoz, como ya ocurrió ayer con los plazos en el proyecto de la Plaza Mayor.

OTRAS NOTICIAS