Las irregularidades del HUBU al descubierto

Hospital-Universitario-de-Burgos_HUBU

El Partido Socialista de Castilla y León ha presentado este lunes un informe del exdirector de gestión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), Víctor Manuel Calleja, en el que reconoce las irregularidades de la concesión.

El secretario autonómico de los socialistas, Luis Tudanca, ha sido el encargado de presentar este documento, en el que se desvela un cúmulo de irregularidades de la concesión, tanto en el proceso de construcción como de explotación.

En concreto especifica irregularidades en el hospital, que ya acumula un sobrecoste de 600 millones de euros y detrás de cuya concesionaria, Eficanza, se esconde el expresidiario Michel Méndez Pozo.

Tudanca ha puesto de manifiesto estas circunstancias, al igual que el hecho de que el informe del exdirector de gestión del HUBU sea una cuestión conocida por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

El líder socialista ha asegurado, además, que el documento revela que se ha actuado de un modo «incoherente y con falta de transparencia» desde el primer momento, ya que se pone de manifiesto que la adjudicación recayó en una oferta inviable, según el criterio establecido por el propio Gobierno autonómico.

A esta circunstancia se añade, dicen desde el PSOE, que se produjo una perversión en el proceso de concurrencia descalificando a los oferentes que se ajustaron a los criterios exigidos y adjudicando a favor de quien los incumplía.

En este sentido, los socialistas señalan además que dado que la oferta contemplaba cero euros en reposición de equipos de alta tecnología, de prosperar las tesis de la concesionaria, quedaría demolida la política de inversiones que pretende la Administración y situaría al Hospital en un horizonte de penuria tecnológica.

El informe del exdirector de gestión del HUBU también desvela que la Administración asume los costes por los diferentes modificados y por las demoras en la finalización de la obra, sin haber formulado ninguna reclamación o reparo sobre el proyecto inicial de la concesionaria.

En cuanto al modificado de la construcción, el exdirector de gestión del HUBU se pregunta cómo pasó los filtros y controles ya que se tramitaron sin conocer su coste efectivo y sostiene que la verdadera naturaleza de los modificados constituyó una especie de “rescate preventivo” de la concesión a costa de la Administración.

Para Tudanca esto supone que el bienestar de la concesionaria se garantice “a coste del dinero de todos los castellanos y leoneses”, de tal manera que se hayan ocultado las «carencias flagrantes» para no reconocer su inviabilidad.

El documento también señala que el hospital revertirá al Sacyl dentro de unos 40 años, con unas instalaciones anticuadas, obsoletas y al final de su vida útil.

Por ello, desde el PSOE se ha pedido el cese o dimisión del gerente del Sacyl, Manuel Mitadiel, quien en la legislatura pasada presentó ante la Fiscalía una denuncia en la misma línea.

En la misma línea, se ha acusado al presidente de la Junta de “cargarse la sanidad pública por cerrar consultorios médicos en el medio rural, debilitar la Atención Primaria y, ahora, por tapar las irregularidades del HUBU».

loading...