Las Huelgas mantienen intacta la tradición de El Curpillos

LasHuelgasCurpillos

El Real Monasterio de Las Huelgas ha acogido, un año más, las celebraciones institucionales de El Curpillos, Fiesta de Interés Turístico Regional y única en España.

Alrededor de las 11.00 horas han arrancado los actos con una misa en el interior del monasterio, presidida por el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, y a la que han asistido numerosas personalidades de la ciudad y provincia.

Durante el acto, y por cuestiones de aforo, cientos de burgaleses han aguardado a las puertas de Las Huelgas, mientras el Grupo de Danzas de María Ángeles Sáiz ha sido, un año más, el encargado de exponer el folclore burgalés a todos los allí concentrados.

Sobre las 12.00 horas ha comenzado la procesión del Santísimo, en la que han participado las principales autoridades civiles, políticas y militares de la ciudad acompañadas del pendón de la batalla de Las Navas de Tolosa, que da origen a la celebración.

Según los libros de historia, el origen de El Curpillos se remonta al siglo XIII, cuando el Rey Alfonso VIII venció a los árabes y acudió al Real Monasterio de Las Huelgas a procesionar el ya famoso pendón, orgulloso de su victoria.

La celebración, desde entonces, se repite anualmente el viernes siguiente a la festividad del Corpus Christi y desde hace décadas ostenta la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional .