Las filtraciones de Villatoro, por tercera vez, en un modificado del presupuesto

grietas villatoro

Vender un anuncio como un éxito es algo que los políticos saben hacer muy bien. Por tercera vez, el Ayuntamiento de Burgos incluye en el Presupuesto Municipal una partida presupuestaria para arreglar una parte de lo que el propio Ayuntamiento ha generado en el barrio de Villatoro.

En las dos ocasiones anteriores, una con Javier Lacalle como alcalde y otra con Daniel de la Rosa, no se ejecutó ni un solo euro y, como consecuencia, la partida se perdió en el olvido. Los vecinos de Villatoro han perdido, con carácter general, toda confianza en los responsables políticos de la ciudad.

Este miércoles, el vicealcalde Vicente Marañón asegura que actuarán en Villatoro porque son vecinos igual que el resto. Algo que ya, lamentablemente, no ven así los propios vecinos de Villatoro, que se sienten ignorados y ninguneados.

Habrá que ver si esta vez, esta declaración de intenciones, sirve para algo. El planteamiento de Daniel de la Rosa pasa por empezar a resolver el problema de filtraciones. Esto, si se hace a tiempo, puede frenar el número de casas que se pudieran ver afectadas en un futuro.

De lo que nadie dice nada, aún, es del dinero al que se comprometió el Ayuntamiento de Burgos a aportar para ayudar a los vecinos que tuvieron que derribar sus casas a pagar dicho derribo. Tampoco se han pronunciado al respecto de quién paga las casas que se han perdido o por qué estos vecinos que hoy tienen escombros donde un día estaban sus viviendas, tienen que seguir pagando IBI o basuras.