Las fiestas de los barrios tendrán que esperar

El Consejo del Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCyT) ha sido incapaz de nuevo de aprobar este miércoles en su sesión ordinaria el modelo de gestión de las fiestas de los barrios para 2020.

Una situación que ha confirmado la concejal de Festejos, Blanca Carpintero, quien ha justificado lo ocurrido en una cuestión de «fuerza mayor», que ha motivado que el asunto quedase de nuevo sobre la mesa.

La desesperación de los barrios va, de este modo, en aumento y es que ven como se van pasando los meses sin que el Ayuntamiento dé una solución a lo que está ocurriendo.

El equipo de Gobierno local prefiere no dar fechas, ni hablar de estimaciones de cuándo se podría tener este modelo, por lo que las próximas fiestas se tendrán que organizar directamente por el Ayuntamiento, al menos las que conllevan un mayor riesgo, tal y como ha sucedido con otras, como Las Candelas o San Julián.

Así, se pretende garantizar, por ejemplo, que la tradicional Fiesta de La Cecina de San Pedro de la Fuente no se caiga de la programación y sus vecinos, así como el conjunto de la ciudad, puedan disfrutar de sus fiestas de barrio.