Las farmacias se organizan para evitar cerrar por contagios

Farmacias (Marzo 2020)

Las farmacias de Castilla y León se han organizado ante la pandemia para evitar el cierre de establecimientos por contagio, al ser un servicio esencial para la población.

Para ello, han creado un protocolo que pretende prevenir y contener el virus, mitigando así su impacto sanitario.

Ante este escenario, estos establecimientos hacen además un llamamiento a la ciudadanía para que no haga acopio de fármacos ni realice desplazamientos desde los domicilios a las oficinas de farmacia para retirar productos que no son estrictamente necesarios.

Para evitar contagios en las farmacias, el propio personal establecerá distintos turnos y podrá cerrar un máximo de media hora entre turnos para realizar una limpieza.

Asimismo, se señalizará con cintas identificadoras la distancia de seguridad entre pacientes y personal de la farmacia, que irá entre el metro y los dos metros, intentando no dispensar al mismo tiempo en el mostrador.

También se retirará de las oficinas de farmacia todo el material accesible al público, como dentífricos o cremas, o se instalarán carteles de ‘Prohibido Tocar’.

El Consejo de Farmacéuticos de Castilla y León ha recomendado a sus asociados, además, suprimir todos los servicios que exijan contacto con los pacientes o el uso de instrumental cuya limpieza no pueda estar garantizada entre cada uso.

Estas medidas se complementan con otras puestas en marcha por la Junta de Castilla y León, como que la receta electrónica de todos los pacientes con tratamientos crónicos tendrá un periodo de dos meses seguidos en validez de dichos tratamientos.