Las barracas, de la feria a la ineptitud política

Fiestas de Burgos Feria Atracciones Barracas San Pedro y San Pablo

Lo que debiera ser una feria, un punto de encuentro para la diversión y la celebración de los días festivos, se ha convertido en la ciudad de Burgos en un despropósito y un problema de primer orden.

La ubicación de las barracas lleva años enquistada y los diferentes gobiernos municipales, de uno u otro signo político, solo han demostrado su ineptitud ante este asunto.

La provisionalidad del polígono docente del Vena se ha convertido en una perpetuidad para los vecinos y los estudiantes, haciendo de este modo que la feria pase a ser una condena para parte de la población.

Los últimos quince años han estado marcados de ocurrencias, propuestas, algunas insólitas y otras agotadas antes si quiera de poder estudiarse.

Pues bien, el alcalde Daniel de la Rosa parece estar dispuesto a seguir aumentando este culebrón y a los ocho meses de tomar posesión en el cargo, se olvida de su promesa de trasladar las atracciones a La Milanera y en un viraje previsto, Michel Méndez Pozo así lo quiere, anuncia a, eso sí solo a los vecinos de la barriada de Los Ríos y el periódico del ex presidiario, que las barracas se quedan donde están dos o tres años y que luego se ubicarán en Las Tejeras.

PROBLEMAS DE SEGURIDAD

La nueva decisión de De la Rosa no puede sino que dejar sin habla a muchos y es que el proyecto parece nacer muerto antes de estudiarse. Las Tejeras no solo arrastrarían el mismo problema que el polígono docente del Vena, están pegadas a viviendas, sino que además conllevan aparejado un riesgo de seguridad que parece descabellado asumir.

El cuartel de la Guardia Civil, último edificio contra el que atentó la banda terrorista ETA, se encuentra a tan solo unos metros de este emplazamiento y la Guardia Civil ya ha mostrado sus discrepancias con la predisposición del regidor municipal.

Resulta un gravísimo problema, una barbaridad desde el punto de vista de seguridad para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, plantearse ni siquiera este traslado pero al socialista parece no importarle esto, mientras se pueda iniciar el desarrollo del sector en el que, recordemos, Michel Méndez Pozo lleva años con los ojos puestos.

Lo cierto y verdad es que apenas hay espacios para poder ubicar las barracas durante las Fiestas de San Pedro y San Pablo de la ciudad que reúnan las condiciones y las garantías lógicas.

Por eso, parece cobrar más interés si cabe el planteamiento realizado por APBI, que fijó su mirada en el Soto de Don Ponce para instalar allí las atracciones de las fiestas.

Se trata de un emplazamiento con buenos accesos, cerca de la ciudad pero alejado de las viviendas y que podría convertirse en todo un reclamo para dar vida a este espacio durante los Sampedros.

loading...