Las autoridades sanitarias de CyL ponen en marcha un programa de control de mascarillas

La Administración señala que esta normativa tiene que garantizar un nivel de filtración adecuado y un correcto etiquetado para que la información del producto es la adecuada.

mascarillas-FFP2

La Junta de Castilla y León ha comunicado que ha puesto en marcha un programa de vigilancia del mercado de mascarillas tipo EPI para asegurar que las FFP2 y FFP3 cumplen con la normativa.

Cabe destacar que la Administración señala que esta normativa tiene que garantizar un nivel de filtración adecuado y un correcto etiquetado para que la información del producto es la adecuada.

Según la Consejería de Sanidad, con esta iniciativa se pretende concienciar a los fabricantes e importadores de la relevancia de una adecuada evaluación de las propiedades y de la calidad de los productos que importan o elaboran.

En este sentido, las autoridades sanitarias comprobarán si las mascarillas cumplen con el nivel de filtración idóneo y que, según las disposiciones de aplicación, se sitúa en un nivel mínimo de filtración de partículas del 96% en el caso de las FFP2 y del 99 % en las FFP3.

A mayores, comprobarán si las mascarillas disponen con el etiquetado correcto. Por su parte, deben estar marcadas con el símbolo CE seguido de cuatro dígitos que identifican al organismo notificado que ha realizado la evaluación de su conformidad; así mismo, deben contener información sobre su reutilización a través de las siglas R, si es reutilizable, o NR, sino lo es; también debe figurar la marca, el modelo y la norma que se declara cumplir, que en la gran mayoría de los casos es la EN149.