Las alternativas del PSOE para regenerar la calle Vitoria

Calle Vitoria

Casi una semana ha tardado el equipo de Gobierno de Daniel de la Rosa en presentar las alternativas para el proyecto de regeneración de la calle Vitoria, tras filtrarse y después publicarse en Diario de Burgos el pasado jueves.

El alcalde Daniel de la Rosa, acompañado del concejal de Fomento, Daniel Garabito y del edil de Ciudadanos, Julio Rodríguez-Vigil, ha sacado pecho de lo que prevé el proyecto estrella de su mandato, eso sí, y tal y como ha insistido, «siempre que los vecinos apoyen de manera mayoritaria este proyecto». Ya veremos.

En cualquier caso el equipo de Gobierno ha presentado esta mañana las tres alternativas que le ha trasladado el Estudio de Ingeniería EIC para regenerar la principal arteria del barrio de Gamonal. Se trata, según ha insistido el alcalde, de varios puntos de partida, que podrán modificarse y mejorarse con las aportaciones de otros grupos, colectivos e incluso de particulares.

La primera de las alternativas, con un presupuesto de 7,2 millones, prevé un vial por sentido en la calle Vitoria, y una gran ampliación de las aceras, con 13 y 7 metros de ancho. Además se establecería una banda de estancia en la que conviva la circulación de las personas con elementos del mobiliario, espacios de aparcamiento e incluso veladores y terrazas. También contempla un carril bici separado de la calzada.

En esta propuesta se mantienen prácticamente todas las plazas de aparcamiento, generando 83 plazas, y las zonas de carga y descarga. También se conserva el arbolado y se dispone de más zonas verdes.

Esta alternativa contemplaría una variante, a propuesta de Ciudadanos, en la que se incluyan apartaderos para evitar que el autobús urbano pare en la propia calzada, y un carril bici por sentido de circulación. Para ello se reduciría el ancho de la calzada en ambos sentidos.

La segunda alternativa contempla un sentido unidireccional ascendente y dos carriles en sentido descendente. Esta posibilidad permite también la ampliación de las aceras, si bien requiere de la necesidad de instalar una mediana. En este caso se mantiene el carril bici y se generan más espacios verdes, si bien se reduce el número de plazas de aparcamiento. Tiene un coste de 6,7 millones de euros.

Y la última de las alternativas es la más transgresora. Contempla dos carriles en sentido descendente, hacia el centro, y un anillo de circulación por la calle Santiago, pero para ello habría que invertir una partida adicional para acondicionar esta calle. Esta propuesta reduce significativamente el número de plazas de aparcamiento, que se sustituyen por una ampliación de las acera en este sentido. Esta alternativa tendría un coste de 7,5 millones de euros, a los que habría que sumar la partida adicional para la calle Santiago.

En cualquiera de los casos se descarta por el momento la zona azul en el barrio de Gamonal, una posibilidad que se planteó en la pasada legislatura.

Las reuniones con los vecinos, asociaciones y colectivos comenzarán en el mes de septiembre, con el objetivo de que haya un proyecto definitivo a finales de este año. La pretensión de De la Rosa es aprobarlo a finales del próximo año para poder presupuestar esta intervención en las cuentas del próximo año.