Lacalle llama a la responsablidad del PSOE y Ciudadanos para frenar la moción de censura

javier-lacalle-foronda-lorena-de-la-fuente-ana-bernabe-y-jorge-berzosa

La ruptura de las negociaciones sobre el presupuesto municipal por parte del PSOE y la posibilidad de una inminente moción de censura, han hecho que el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, haya hecho pública su posición al respecto de la situación.

Lo primero que ha querido dejar claro Lacalle es que aquí lo que está en juego es un gobierno estable, con ellos a la cabeza o un gobierno inestable liderado por Podemos. Y es que, en todo momento, el primer edil se ha referido a Imagina Burgos como Podemos. 

Muy mal debe ver las cosas el alcalde cuando su primera felicitación para este año y medio de legislatura ha ido para los ediles socialistas Antonio Fernández Santos y Daniel de la Rosa, quienes «han sabido anteponer los intereses de la ciudad a los suyos propios o los de su partido». Por eso ha hecho un llamamiento al «PSOE constructivo, al PSOE de los acuerdos» con el que han conseguido sacar adelante los presupuesto de 2016, la modificación de las ordenanzas fiscales de 2017, las inversiones sostenibles o el convenio sobre el desvío del ferrocarril. 

El primer edil entiende que la paralización de la negociación de los presupuestos por parte del PSOE es una imposición de Podemos.

Con respecto a Ciudadanos, grupo que ha abierto la posibilidad de apoyar una moción de censura, tal y como adelantó Canal 54 el pasado 3 de noviembre, ha recordado que ha sido un grupo con el que han tenido muy buena sintonía, «responsable y colaborador en la gobernabilidad». Por ello, explica Lacalle, no se entiende porqué Ciudadanos y Podemos han coincidido en voto en las ordenanzas fiscales o el convenio del desvío.

PRESUPUESTO MUNICIPAL

Pero ¿Qué supone esta paralización en las negociaciones? Para el Equipo de Gobierno es una ruptura del trabajo que se viene realizando en los últimos 3 meses por parte de la formación que lidera De la Rosa. Aún así, ellos van a continuar con todo el trabajo administrativo necesario para poder presentar el proyecto de presupuestos al próximo pleno que, si no cambian las cosas, debiera celebrarse el 9 de diciembre.

En este proyecto se recogerán todas las propuestas aportadas por el PSOE y que ya se han contemplado en el primer borrador. El alcalde ha explicado que no se va a retirar nada ya que éste no es el presupuesto del PP, sino el de todos aquellos que han aportado planteamientos y sugerencias al mismo, que hasta la fecha son el Grupo Municipal Socialista y el edil no adscrito Fernando Gómez. Las propuestas de todos ellos están ya integradas en el texto.