ARCHIVADO EN

Lacalle corrige a Blasco y dice ahora que las obras de la Plaza Mayor empiezan en marzo

Plaza Mayor
Plaza Mayor

Cuando no ha pasado ni una semana de las explicaciones acerca del proyecto de remodelación de la Plaza Mayor que esbozó la portavoz del equipo de Gobierno local en el Ayuntamiento de Burgos, Carolina Blasco, el alcalde, Javier Lacalle, ha corregido sus plazos fijando ahora en marzo el inicio de las intervenciones en este espacio.En lo único que coinciden Blasco y Lacalle en sus argumentos es que el proyecto arranca esta semana con la modificación del pavimento de la fachada principal de la Diputación Provincial. Unas obras que se prolongarán hasta la primera semana de marzo y que seguirán el modelo de reurbanización de la Plaza de Santo Domingo.

De ahí, las obras se trasladarán a la Plaza Mayor. Con lo que las previsiones que maneja ahora el equipo de Gobierno pasan por que las máquinas puedan estar en la zona de Sombrerería a finales de febrero para, desde entonces, comenzar la reurbanización de todo el espacio.La sustitución del pavimento actual de la plaza se acometerá por fases, de tal modo que desde Sombrerería el proyecto avanzará por los soportales de la fachada principal de la Casa Consitorial y en sentido contrario hacia Cardenal Segura.

De este modo, se espera que las obras para reemplazar el ladrillo rojo por granito del mismo color llegue al centro de la plaza este verano. El proyecto prevé levantar todo este espacio también por fases, de tal modo que se acometerá primera la mitad más próxima al Ayuntamiento, con el objetivo de proseguir después con la otra mitad y los soportales correspondientes. Todo para que las obras estén finalizadas en marzo de 2019.

En todo momento, se habilitará el tránsito de peatones por la zona, garantizando los accesos a los portales y los establecimientos. El proyecto servirá, además, para analizar la reordenación de accesos a la Plaza Mayor, con el fin de acabar con la imagen de una plaza abarrotada de vehículos, algunos de gran tonelaje, con la que prácticamente a diario amanece este espacio.

Las obras permitirán, además, introducir la fibra óptica hasta los establecimientos de todo el entorno. Algo que, aunque parezca increíble, no se contemplaba de manera inicial y se va a incorporar gracias a una petición de los comerciantes de la zona, que esperan que las obras les causen las mínimas molestias.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS