La Vuelta a Burgos la están dando los conductores para intentar llegar a la ciudad

Atasco Vuelta a Burgos

La situación del tráfico en Burgos a primera hora de la tarde hoy solo puede ser calificada de vergonzosa. La planificación realizada por Daniel de la Rosa y las personas en las que haya confiado esta tarea, siguen la estela de los sinsentido cuando se realiza una prueba ciclista como esta.

Porque no está reñida la celebración de una etapa ciclista en la ciudad con una correcta planificación del tráfico. Incluso con una incorrecta plantificación. Pero lo de hoy ha sido la ausencia de planficación. Corto aquí, corto allá y que se «joda» el que quiera llegar a Burgos. Al fin y al cabo el alcalde no ha ido a hacerse fotos hoy al Centro Comercial el Mirador cuando los ciudadanos que estaban allí permanecían secuestrados por no poder abandonar el centro por la única vía posible, ya que quien ha decidido el trazado de la vuelta ha entendido que esos tres carriles en ese sentido eran el único sitio por el que los ciclistas podían entrar.

El polígono industrial de Villalonquéjar era también un poema y sus rotondas el mejor de los versos. Agentes de policía haciendo las funciones de vallas han demostrado que hoy no era necesaria la inspección de mascarillas o de bicicletas en el Espolón. Hoy era el día para que el alcalde se hiciera sus fotos y ante eso no hay pandemia que haga falta.

Conductores parados sin saber cómo salir de ahí

Lo llamativo es que todas las carreteras que el alcalde ha cortado, parando en seco en tráfico rodado, eran grandes avenidas con dos carriles por sentido. Es decir, bastaba con que el carril que estaba en funcionamiento se hubiera puesto de doble sentido y problema resuelto. Claro, entonces los Policías hubieran tenido que hacer algo más que de mobiliario urbano.

Es evidente que cualquier prueba deportiva o de otro tipo va a conllevar molestias. A nadie se le escapa. Pero esas molestias pueden ser menores o mayores si se pone al frente del «cotarro» a una persona con un mínimo de empatía, de conocimiento y sobre todo, con ganas de querer conciliar la movilidad con la diversión. Lo de hoy, cortar carreteras y esperar a que pasen las bicis, lo podría haber diseñado un mono con corbata (o sin ella que hace calor).

loading...