La última operación de tráfico de la Navidad estará marcada por el frío, la lluvia y la posibilidad de nevadas

Burgos

La Dirección General de Tráfico espera 333.000 desplazamientos por las carreteras de Castilla y León durante el último fin de semana de las navidades.

Esto activa la tercera y última fase del operativo especial de tráfico que finalizará el próximo domingo en la media noche.

Aunque los mayores desplazamientos se han dado precisamente en los fines de semana de Nochebuena o Nochevieja, el último aliento de las fiestas suele generar también varios desplazamientos, más aún este año al coincidir con fin de semana.

En nuestra provincia, la Dirección General de Tráfico estima que se realizarán 48.000 viajes en coche, algunos de paso en sus viajes de largo recorrido y otros en el ámbito provincial. Aquí, conviene tener en cuenta que pueden darse varios desplazamientos desde la capital burgalesa y desde otros municipios hasta Aranda de Duero, donde este sábado, la Arandina se enfrenta al Real Madrid.

En cualquier caso, el operativo viene condicionado por la bajada de temperaturas y la previsión de precipiptaciones, tanto en forma de lluvia como de nieve. La zona norte de nuestra provincia es una de las que podrían recibir los primeros copos de este invierno, por lo que siempre se recomienda a quienes vayan a viajar, informarse con antelación para evitar sorpresas.

Es recomendable, además, llevar las cadenas en el coche, así como proveerse de algún alimento, mantas y tener el teléfono móvil cargado, en previsión de cualquier incidencia que nos obligase a interrumpir la circulación.

OTRAS NOTICIAS