La tele de Méndez está obligada a financiar la cobertura que le pida la Junta

Méndez Pozo

La Proposición No de Ley del PSOE y su aceptación por parte de las Cortes de Castilla y León para «garantizar» que se vea la televisión privada de Méndez Pozo en todos los pueblos, incumple las obligaciones del concesionario.

Aunque hace ya tiempo que ha quedado demostrado que los políticos de la Junta de Castilla y León no tienen ni idea de cómo funciona, qué es y qué se puede hacer en el asunto de esa televisión privada, no está de más recordar algunas de las obligaciones que tienen los expresidiarios Michel Méndez Pozo y José Luis Ulibarri.

El punto número 4 de la decimoctava disposición del pliego dice que «El concesionario estará obligado a prestar el servicio de TDT de ambos canales con una cobertura que permita acceder al mismo, como mínimo, al ochenta por ciento (80 ) de la población oficial de CastilIa y León y, en todo caso, a todos los habitantes de las capitales de provincia de la Comunidad».

No se queda ahí y el texto va un paso más allá: «A tal efecto, el concesionario deberá asegurar la disponibilidad de centros emisores y de la infraestructuras de la Red de Transporte y Difusión necesario para la prestación del servicio con el nivel de cobertura señalado o que en el futuro pudiera imponerse, y con los estándares de calidad establecidos en los
pliegos de cláusulas administrativas y prescripciones técnicas de explotación del
servicio.»

Es decir, no solo es obligación de Méndez Pozo y Ulibarri llegar al 80% de la cobertura total de la Comunidad, que es uno de los requisitos por los que se le adjudicó la licencia, sino que en caso de que la Junta de Castilla y León deciciera imponer otra cobertura, también deberán asegurarla.

Así pues, la Proposición presentada este viernes por el PSOE no debe ser un encargo a la Junta sino una orden para que el concesionario, con su propio dinero, asegure la difusión de su señal donde la Junta de Castilla y León le diga.

loading...