ARCHIVADO EN

La provincia pendiente de sus ríos

Especialmente del Ebro y Arlanza

El Arlanza a su paso por Lerma experimenta una importante crecida, sin llegar a desbordarse. Foto:@tomeandres
El Arlanza a su paso por Lerma experimenta una importante crecida, sin llegar a desbordarse. Foto:@tomeandres

El último episodio de lluvias y nevadas ha provocado importantes crecidas en varios ríos de la provincia. En especial, este martes la preocupación se centra en la situación del Arlanza a su paso por Peral y el Ebro en Miranda, que se desbordaba a mediodía de este martes.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha informado de que las crecidas en los afluentes del Ebro, han dado lugar a un importante aumento del caudal en el Río, que se ha desbordado a mediodía de este martes en Miranda de Ebro, aunque el pico máximo de la crecida se producirá sobre las 16:00h. de este martes. El Ayuntamiento de Miranda ha activado la fase de emergencia,

Por otra parte, según ha informado el Consistorio de Miranda, la crecida del río Oroncillo ha ocasionado problemas en el abastecimiento de agua potable a la ciudad, como consecuencia de la llegada de lodos y barro a la estación de captación de Valverde.

Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha establecido el nivel amarillo en el río Arlanza a la altura de Peral de Arlanza, ante la importante caudal de agua. Desde hace unas horas el caudal se está reduciendo en la localidad burgalesa, desplazándose el riesgo de desbordamiento aguas abajo, a la provincia de Palencia.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS