La Policía Local sigue toreando a Blanca Carpintero

Actuación tímida de la Policía Local en el San Juan de Dios

La filtración de la Policía Local al periódico del expresidiario Míchel Méndez Pozo no es la primera jugada que los uniformados le cuelan a la responsable del área, Blanca Carpintero. Cabe recordar aquel bochornoso y cobarde episodio de la Policía Local cuando, el pasado 1 de mayo de 2020, en pleno confinamiento y salida a la calle por fases horarias, los municipales miraron para otro lado cuando una treintena de personas de etnia gitana se saltaron el citado confinamiento y acabaron en el San Juan de Dios, ante el fallecimiento de un familiar.

Entonces, un vehículo patrulla de la Policía Local se personó en el Hospital y, sin bajarse del coche, la única acción que realizó el agente fue decir, desde la ventanilla, que se separasen un poco.

Horas después, cuando esta casa se puso en contacto con la concejal para conocer los pormenores, la edil admitió no saber nada y se puso en contacto con los responsables de la Policía Local que la dijeron, según informó la concejal, que enviaban un coche patrulla.

Los agentes omitieron a su responsable política que habían estado ya allí y habían salido por patas. Lo que viene a demostrar que algo ocurre en la Avenida de Cantabria 54 que se escapa al ordeno y mando de la responsable de la Policía Local.