La Policía Local desmonta otro bulo de las redes sociales

Tweet-policía-local

Las redes sociales son una herramienta que, usada de manera positiva, pueden ser un gran servicio. Pero cuando, quien las usa, solo quiere jugar, se convierten en un auténtico problema.

La Policía Local de Burgos desmentía, hace unos días, a través de su cuenta de Twitter, un mensaje que se había propagado por las redes sociales.

En éste se decía que se había encontrado carne con raticida por los márgenes del río a la altura del barrio G3 hasta Villímar y vísceras mezcladas con cristales. ¿El resultado? Un perro fallecido y otros tantos heridos.

La voz de alarma llevaba a las clínicas veterinarias de la ciudad y tras realizar varias investigaciones han concluido que ni hay restos de veneno, ni cristales ni nada que se le parezca, desmontando así el bulo. Pero, para ello, varios agentes han tenido que dedicar parte de su tiempo a investigar una mentira.

Una vez más volvemos a insistir en la necesidad de huir, esto es hacer caso o compartir, mensajes que no vienen firmados por nadie o cuya fuente no sea oficial. Así contribuimos a crear una alarma social innecesaria a destinar recursos públicos a perder el tiempo frente a otras acciones que, a buen seguro, son más necesarias para la ciudad.