La plaza de Regino ya luce su nueva cara

La plaza de Regino Sáinz de la Maza, luce ya nueva cara una vez han finalizado las obras. Tras un trabajo más complejo de lo que se percibe a simple vista, el Ayuntamiento de Burgos da por concluida una de las actuaciones más demandada por los vecinos de la zona.

Al cambio de la zona de los columpios se ha sumado la sustitución de los árboles del entorno, del mismo modo que se han desmontado las baldosas y se ha colocado arena de un granulado especial en zonas donde apenas había nada debajo, según el propio concejal.

A mayores, el Ayuntamiento ha tenido que reparar algunos drenajes y reajustar las pendientes del pavimento para orientar el flujo del agua de lluvia al tiempo que han salvado la accesibilidad del entorno. La actuación, en su conjunto, ha tenido coste cercano a los 200.000 euros y se recepcionará en los próximos días, que será cuando se retiren definitivamente las vallas.