La Plataforma por el directo urge pasar de las «buenas palabras» a los hechos

Plataforma Tren Directo

Siguen sucediéndose reacciones a la visita «light» del Ministro de Transportes, José Luis Ábalo, el pasado jueves a Burgos.

La Plataforma por el Tren Directo teme que cuanto más tiempo pase hasta que se actúe, menos opciones hay de resucitar la línea, por falta de mantenimiento.
Desde el sector empresarial se intenta impulsar el trazado del directo como el ramal norte del corredor central de la Penílsula Ibérica y el Ministro dejó entrever que se valorará la redacción de un estudio que lo avale. Pero eso sí, entre unas cosas y otras no estará redactado hasta dentro de unos dos años, como avanzaba el pasado viernes el senador Javier Lacalle.

Por ello, desde la Plataforma ven insuficientes los compromisos de Ábalos. Que en los próximos años el mantenimiento de la línea se limite a limpiar la vegetación es lo de menos, teniendo en cuenta que lo que urge es actuar en los túneles. Es ahí donde cada vez hay más filtraciones y desprendimientos.

Recuerdan al Ministro que es obligación de la administración pública mantener sus bienes, esto es, conservar la línea en buen estado.

Por ello, el presidente de la plataforma, Jorge Núñez, observa en las palabras de Ábalos un atisbo de esperanza para un futuro aún lejano, 4 o 5 años, un horizonte temporal que Burgos no puede permitirse.