La nieve hace obligatorias las cadenas en 15 tramos de la red secundaria de Burgos

La nieve caída durante la última madrugada en la provincia de Burgos hace obligatorio el uso de cadenas en quince tramos de la red secundaria de carreteras y complica la circulación en una veintena de viales.

Además, los puertos de Estacas de Trueba, Lunada y Sía permanecen cerrados al tráfico debido a la acumulación de nieve.

Los tramos afectados por la obligatoriedad de cadenas afectan a las carreteras BU-742, en el Condado de Treviño; BU-642, de Cilleruelo de Bezana hasta Cantabria; BU-574, a la altura del puerto de La Madalena; BU-570, entre entre Espinosa de los Monteros y Salcedillo; BU-564, de Cilleruelo de Bezana a Soncillo; BU-556, entre Berberana y el País Vasco; y las CL-629 y CL-127, de Cernégula a Valdenoceda y en el límite con la comunidad vasca, respectivamente.

Entre los términos municipales que este jueves también están afectados por la nieve se encuentran Salas de los Infantes, Quintanar de la Sierra, Villacomparada de Rueda, Sedano y Quintanilla del Rebollar.

Las previsiones meteorológicas apuntan a un aumento de la cota de nieve y a un incremento de las probabilidades de chubascos a partir de esta madrugada.