La lista de espera quirúrgica asciende a 5.577 pacientes en el HUBU al cierre de 2019

Hospital-Universitario-de-Burgos_HUBU

La Gerencia Regional de Salud ha publicado este miércoles el balance provisional al cierre de 2019 de las listas de espera quirúrgicas, de consultas externas y de pruebas diagnósticas en los servicios asistenciales de Sacyl.

Según esta estadística, el Hospital Universitario de Burgos acumuló al cierre de 2019 un total de 5.577 pacientes pendientes de intervención quirúrgica, situándose como el tercer complejo asistencial de la Comunidad con mayor cifra de lista de espera, por detrás del CAU de León y el de Salamanca.

En concreto se han registrado 4.522 pacientes en espera estructural para una intervención quirúrgica, a los que hay que sumar otros 93 pacientes con operaciones que transitoriamente no son programables, y 962 pacientes en espera tras un rechazo en otro centro alternativo.

En cuento al tiempo medio de espera de los pacientes, al cierre de 2019 esta cifra se sitúa en los 137 días, si bien si bien este periodo medio se incrementa si se trata de pacientes en espera tras rechazo de otros centros alternativos, hasta los 184 días. De hecho la demora media en el complejo asistencial burgalés es la más alta de toda la Comunidad, seguida del hospital de Salamanca con 124 días de media. El resto de los hospitales tienen una demora media muy inferior. La menor se registra en en el CAU de Palencia con solo 45 días de espera.

El balance de la lista de espera quirúrgica en Castilla y León refleja que 35.314 pacientes estaban en espera de una intervención, lo que son 4.560 más que en la misma fecha que el año anterior. De ellos, 29.263 forman parte de la espera estructural, lo que supone que el porcentaje de usuarios en este capítulo haya pasado del 73 % el año pasado al 83 % este año.

Este mayor porcentaje supone que hay un mayor número de personas en disposición de ser intervenidos, ya que la espera estructural depende de la propia organización y recursos disponibles.

Entre los criterios para la programación quirúrgica, además del criterio de antigüedad, se valora la prioridad clínica de la indicación de la intervención, además de la propia disponibilidad de profesionales y quirúrgicos, con el fin de lograr el mayor rendimiento.

En este sentido la prioridad se centra en la atención a procedimientos urgentes y de mayor complejidad asistencial, de manera que las atenciones, especialmente oncológicas y cardiovasculares, se operan en menos de 30 días.

En cuanto a especialidades, traumatología (11.629 usuarios), cirugía general y digestivo (6.957) y oftalmología son las que acumulan mayor demanda, mientras que las cirugías torácica (87), cardiaca (120) y maxilofacial (292) presentan los registros menos numerosos.

Por hospitales, los complejos asistenciales de Salamanca (6.496 pacientes), de León (6.097) y de Burgos (5.577) presentan una mayor lista de espera quirúrgica y los burgaleses de Aranda de Duero (565), Miranda de Ebro (784) y de Soria (834), menor.