La justicia quita la razón a la Junta y se la da a UGT

Noticias Castilla y León

La justicia ha dado la razón a UGT y la Junta de Castilla y León tendrá que subir las retribuciones a administrativos y auxiliares que prestan servicios en las instituciones sanitarias de la Gerencia Regional de Salud.

Así lo ha señalado el sindicato, desde el que se había denunciado de forma reiterada el incumplimiento que suponía que la vigente Relación de Puestos de Trabajo del personal funcionario de la Gerencia Regional de Salud, siguiese configurando los puestos de trabajo tanto del Cuerpo de Auxiliares, como los del Cuerpo de Administrativos, por debajo del nivel mínimo del intervalo de niveles que corresponde a cada uno de los puestos de trabajo de dichos cuerpos.

Ante el reiterado silencio de la Administración, desde la UGTse presentó un recurso contencioso para lograr regularizar la situación y obtener algún tipo de respuesta motivada de la denegación de la solicitud.

La única respuesta fue en sede judicial, con el consiguiente retraso por la actual situación de pandemia y que se presentó en el mismo momento del juicio.

Según consta en sentencia, el incumplimiento se debía a “una serie de vicisitudes administrativas y judiciales, unidas a la intranscendencia retributiva que ha provocado la falta de acomodación de las relaciones puestos de trabajo de funciones en el sentido reclamado”.

En definitiva, dice el sindicato, que no existía ninguna razón para este incumplimiento por parte de la Junta de Castilla y León para con estos funcionarios.

La sentencia del Juzgado nº2 de Valladolid condena a la Administración a realizar los trámites y gestiones para asignar a los puestos de trabajo implicados, cuanto menos, el nivel mínimo correspondiente a su intervalo.