La Junta tendrá que incrementar su presupuesto de atención a pacientes paliativos y de larga estancia si cierra el San Juan de Dios

San Juan de Dios 1

La Junta de Castilla y León tendrá que incrementar, a buen seguro, su presupuesto destinado a la provincia de Burgos para la atención de pacientes con cuidados paliativos o de larga estancia si finalmente cierra el Hospital San Juan de Dios.

Aunque el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha descartado el traslado de los enfermos al Hospital Divino Valles, cualquier solución de atención a estos pacientes pasa por un mayor coste para el servicio público.

Ya lo adelantaban en Canal 54 la semana pasada varias trabajadoras del Hospital San Juan de Dios, que aprovechaban su paso por la televisión local de Burgos para soliticar la reanudación del diálogo entre la orden hospitalaria y la Junta.

Tras el contacto mantenido en el día de ayer entre el consejero de Sanidad y el Comité de Empresa del San Juan de Dios, en el que el responsable sanitario de la Junta recalcó que el concierto entre las partes había sido roto por la orden religiosa, parece que las conversaciones se sucederán en los próximos días para buscar una solución al conflicto.

140 familias ven peligrar en estos momentos sus empleos si cierra el San Juan de Dios y a ellos se suman los profesionales y asociaciones con despachos en este centro hospitalario.

La Junta recuerda el compromiso con la orden, que recibe 3,8 millones de euros, aproximadamente, para su centro de Burgos. Mientras, la congregación asegura que esta cantidad hace inviable seguir atendiendo a los pacientes derivados del Hospital Universitario ante el estado de los mismos y sus necesidades.

Este jueves, una representación del Hospital San Juan de Dios se desplazará hasta Valladolid para mantener un nuevo encuentro con el consejero de Sanidad. En caso de no ser fruttífero el diálogo de este día, lo más seguro será la aplicación de un ERE a la plantilla.

loading...