La Junta quiere gestionar el Ingreso Vital Mínimo

Durante la décimo segunda reunión de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, que ha tenido lugar a lo largo de esta mañana por videoconferencia, el jefe del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, ha reivindicado un trato de igualdad entre todas las comunidades autónomas, que están actuando desde la cooperación, la lealtad y la coordinación, a la hora de avanzar en la desescalada. Así, ha rechazado que se produzcan negociaciones bilaterales que puedan romper la igualdad entre todos los españoles, generar incertidumbres y situaciones de privilegio entre los distintos territorios, algo que ha ocurrido con la capacidad de endeudamiento, ahora con la gestión del ingreso mínimo vital y también con la participación de las comunidades autónomas en los fondos europeos para la recuperación.

En relación al nuevo Ingreso Mínimo Vital, que recoge buena parte de la experiencia de diez años de Castilla y León con su renta garantizada de ciudadanía, el presidente ha anunciado que la Junta pedirá su gestión del mismo modo que lo han hecho otras comunidades, y ha recordado que los servicios sociales de la Comunidad son los mejores valorados por el Índice DEC (Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales), con una puntuación que se sitúan por encima de otras comunidades autónomas como País Vasco o Navarra.

Fernández Mañueco también ha vuelto a reivindicar la necesidad de una mayor concreción en el reparto de fondos para poder planificar la recuperación económica, y  ha insistido en que el fondo extraordinario y no reembolsable debe priorizar a las zonas más afectadas por la pandemia. “El reparto de fondos será justo si se tiene en cuenta el impacto de la pandemia”, ha señalado.

También en el ámbito económico, Fernández Mañueco ha instado al Gobierno a realizar una firme defensa de los intereses de España ante la negociación de la nueva PAC, que debe mantener el actual nivel de ayudas para la Comunidad. Asimismo, ha insistido en que es imprescindible la urgente constitución de una Mesa de la Automoción, ante las noticias de esta semana sobre las dificultades que atraviesa este sector, uno de los motores económicos más importantes de Castilla y León. Y, por último, avanzar cuanto antes cuál será el escenario presupuestario y los porcentajes de déficit y deuda para que las comunidades puedan planificar sus propias cuentas.

En cuanto al anuncio de la petición de una última prórroga del estado de alarma, Fernández Mañueco ha insistido en la necesidad de mantener la prudencia, las medidas de seguridad y la distancia social necesarias para ir avanzando en las distintas fases de la desescalada. En este punto, y en relación a  la desescalada en el ámbito educativo, Castilla y León, junto a otros territorios, ha reclamado la convocatoria de una conferencia de presidentes autonómicos centrada específicamente en los temas educativos.

Por último, el presidente de la Junta ha recordado que actualmente Castilla y León trabaja con todas las fuerzas políticas en la consecución de un gran pacto basado en el diálogo, sin condiciones previas y pensando en el futuro de la Comunidad. Así, ha defendido la necesidad de mantener el diálogo político frente a la crispación y el odio, y de avanzar también en la “desescalada verbal”, imprescindible en el actual momento.