La Junta prorroga el Programa Territorial de Fomento para Miranda de Ebro

ARU ENTRE VÍAS MIRANDA DE EBRO

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado una Orden de la Consejería de Empleo e Industria por la que se modifica el Programa Territorial de Fomento para Miranda de Ebro 2017-2019 con la finalidad de prolongar su vigencia un año más, hasta el 31 de diciembre de 2020.

Esta prórroga obedece a la conveniencia de extender las medidas de estímulo a la inversión empresarial en el municipio burgalés y su área de influencia, ante el contexto macroeconómico actual, marcado por una paulatina desaceleración del crecimiento y la existencia de incertidumbres.

El objetivo es mantener un clima favorable al asentamiento de nuevos proyectos con capacidad para generar riqueza y empleo en este territorio. Para ello, el Ejecutivo autonómico mantendrá algunos de los estímulos a la inversión que ya venía aplicando en el marco del programa y los reforzará con otros nuevos.

En el primer bloque figuran las medidas sobre suelo, financiación y de carácter administrativo. Así, el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) continuará aplicando durante el próximo año una rebaja del 50 por ciento sobre las tarifas de comercialización de parcelas industriales en el polígono de Ircio, de titularidad autonómica.

En segundo término, los proyectos de empresas y emprendedores que se desarrollen en la zona de influencia del plan podrán tener la condición de prioritarios en el acceso a los diferentes instrumentos de apoyo de la Lanzadera Financiera de Castilla y León.

Además la Junta podrá declarar de especial trascendencia y urgente actuación las iniciativas inversoras para Miranda de Ebro y su entorno cuando quede acreditado su positivo impacto económico y social. Esta herramienta administrativa permite agilizar las cargas burocráticas y reducir los plazos de tramitación.

Finalmente, se impulsará la Responsabilidad Social Empresarial para elevar su grado de implantación en las empresas, promoviendo la existencia de un tejido productivo más competitivo y comprometido con el empleo de calidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de sus plantillas y la igualdad de oportunidades.

Desde la aprobación del plan en diciembre de 2017 hasta la actualidad, la oferta atractiva del recinto industrial ha favorecido la venta de 6,2 hectáreas, repartidas en 17 parcelas, en las que se han asentado siete empresas. Han invertido en sus proyectos casi 16,9 millones de euros y han generado 166 puestos de trabajo. Adicionalmente, están en tramitación otras doce operaciones, en torno a las que se ha formalizado una pre-reserva de casi 26 hectáreas de suelo industrial.